Condenados a ocho años de prisión los dos cabecillas de una banda de narcotraficantes

El juicio se celebró en junio en la Audiencia Provincial.
El juicio se celebró en junio en la Audiencia Provincial. / D. ARIENZA

La Audiencia decreta siete años de cárcel para otros dos miembros del grupo criminal, detenidos en la operación 'Tortellini', y seis para el quinto acusado

G. P. GIJÓN.

La Audiencia Provincial ha condenado a penas de entre seis y ocho años de prisión a los líderes de una banda que traficaba con cocaína en Gijón tras proveerse de esta sustancia en Madrid y transportarla hasta Asturias en un compartimento oculto de un vehículo preparado a tal fin.

Considerados como los jefes del tráfico de cocaína en la ciudad, la sentencia fija para los cabecillas de la organización criminal, J. R. G. G. y F. J. C. P., sendas penas de ocho años de cárcel y multas de 500.000 euros. Otros dos de los procesados, S. A. G. y C. V. V., acusados también de delito contra la salud pública, han sido condenados a siete años de prisión y multas de 400.000 euros. La condena para un quinto acusado, I. S. B., es de seis años de cárcel y 300.000 euros por concurrir la circunstancia atenuante de drogadicción.

Los dos encausados responsables de un taller en León, en el cual la investigación apuntaba que se habrían modificado los vehículos para ocultar la droga en 'caletas', han sido absueltos por no resultar probado que el doble fondo se hubiese efectuado en el negocio de J. M. A. y J. L. C. V. La Fiscalía solicitaba para ellos condenas de cuatro y dos años de prisión respectivamente.

La Guardia Civil se incautó de 5,6 kilos de cocaína con un valor de 1,5 millones de euros

La sentencia dictada por la sección octava de la Audiencia Provincial recoge, así, penas para los cinco condenados que suman un total de treinta y seis años de prisión, frente a los cincuenta y cuatro solicitados por la Fiscalía.

La operación 'Tortellini' -así denominada por la frecuencia con la que los traficantes se reunían en restaurantes italianos- se prolongó durante nueve meses del pasado año y se dividió en dos fases. Hace justo un año, a finales de julio de 2016, los agentes consiguieron incautarse de 5,6 kilos de cocaína, con un valor de venta aproximado de un millón y medio de euros y que al menudeo podrían haber alcanzado las ochenta mil dosis. «Teníamos sospechas de que el cabecilla de la organización se dedicaba a comprar droga fuera de Asturias para luego distribuirla aquí. Los seguimos durante meses hasta que con las detenciones en uno de esos viajes decomisamos cinco kilos de cocaína», contaron los agentes que participaron en la operación durante una de las sesiones del juicio, celebrado en junio en la Audiencia Provincial.

Por su parte, los siete acusados negaron ante el juez saber a quién pertenecían los más de cinco kilos de cocaína incautados.

La Guardia Civil calificó la operación como una de las más importantes desarrolladas en la ciudad, ya que la organización estaba considerada como una de las principales distribuidoras de cocaína en Asturias.

Fotos

Vídeos