La construcción de la residencia de estudiantes arrancará en mes y medio

Recreación de la zona de recepción de la futura residencia universitaria. / RYA RESIDENCIAS
Recreación de la zona de recepción de la futura residencia universitaria. / RYA RESIDENCIAS

La alcaldesa asegura que este equipamiento, que abrirá sus puertas en septiembre de 2019, «legitima la pelea» por el grado de Deportes

MARCOS MORO GIJÓN.

«El inminente inicio de la construcción de la residencia de estudiantes del campus nos hace sentirnos legitimados para pelear, huyendo de localismos, por los estudios universitarios de Deportes». La alcaldesa Carmen Moriyón escenificó ayer el arranque definitivo de este proyecto en compañía del portavoz del gobierno local, Fernando Couto, y los responsables de la empresa Rya Residencias, Dionisio Ramos y Pedro Artés.

La regidora anunció que «en mes y medio» (a lo sumo dos meses) las máquinas estarán trabajando en la parcela urbanizada anexa a la Facultad de Marina Civil donde en 2011 se celebró una única edición de la Semana Negra. El compromiso de la firma es que la primera fase de desarrollo, con una capacidad total para 226 personas, estará lista para su uso en septiembre de 2019, tal y como adelantó EL COMERCIO. La adjudicación de las obras se resolverá con un concurso restringido en el que se invitará a cinco o seis empresas constructoras, algunas asturianas.

Moriyón explicó que aún queda una cosa, cerrar el convenio con el Principado para reformar con dinero municipal los campos y la piscina de la Laboral, «para dar un paso más para que el campus de Gijón sea la mejor opción del norte de España». También reivindicó el trabajo del exedil de Hacienda Alejandro Roces para que «una parcela que en 2011 estaba en los juzgados vaya a dar satisfacción a las necesidades de los gijoneses».

Por parte de Rya Residencias S. L., el arquitecto Martín Lejarraga destacó que la residencia se ubicará en un «lugar estratégico» y se plantea no tanto como un edificio solo sino como un conjunto de equipamientos que den un servicio abierto, y no solo para los residentes de la misma. Se contempla, además, un aparcamiento cubierto de 56 plazas y una zona deportiva de casi 3.000 metros cuadrados; con dos pistas de pádel, zonas al aire libre, rocódromo e incluso un pequeño anfiteatro para actividades culturales y de ocio.

En cuanto al edificio en sí, son cuatro pabellones alzados sobre soportales abiertos para bancos o aparcamiento de bicis. El técnico contratado por Rya explicó que el acceso al edificio será por los soportarles, destinándose la planta baja a zonas comunes como recepción, área de acogida a estudiantes, zonas de estancia, áreas comunes abiertas, y luego una serie de recintos para zonas estudio, lavandería y biblioteca. Asociado a este espacio dispondrá una zona destinada a cafetería y comedor, con un equipamiento importante de cocina para dar servicio a más de 200 comensales. Las plantas primera y segunda se destinarán al área estrictamente residencial. En la zona norte irán las habitaciones dobles, un total de 72, y al sur las individuales, 82, de las que 68 habitaciones tendrán las mismas dimensiones, ocho serán estudios para docentes y otras seis estarán reservadas a personas con discapacidad.

En total será un edificio de 5.600 metros cuadrados construidos -planta baja, primera y segunda- y otros 924 metros bajo rasante, donde irán instalaciones de suministros y otros servicios generales. Además, tendrá un grado 'A' de calificación energética, la máxima posible.

La inversión en esta primera fase ascenderá a 8,9 millones. Liberbank y Abanca ayudarán a financiar la residencia. Los empresarios también explicaron que tienen que firmar un convenio de adscripción con la Universidad de Oviedo para que la residencia sea considerada universitaria.

El coste del alojamiento individual será de 400 euros mensuales y en torno a 350 euros el de las dobles. Las habitaciones contarán además con fregadero, frigorífico y microondas para garantizar autonomía a los estudiantes. Rya Residencias tiene la concesión del equipamiento por 40 años, con una prórroga de 10 años más, con un pago de un canon anual al Ayuntamiento de 40.000 euros (más IVA).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos