El contrato de los fuegos de Begoña primará la propuesta artística antes que el precio

Espectáculo pirotécnico en la noche de los Fuegos de 2017. / P. CITOULA
Espectáculo pirotécnico en la noche de los Fuegos de 2017. / P. CITOULA

El presupuesto pasará de 49.000 a 70.000 euros, y aunque ahora incluye el espectáculo de San Xuan, el 90% debe dedicarse a la noche del 14 de agosto

I. VILLAR GIJÓN.

La oferta económica dejará de ser determinante a la hora de adjudicar el contrato para los espectáculos pirotécnicos de la Semana Grande. Es una de las principales novedades de los pliegos que mañana se someterán a votación en el consejo de administración de Divertia. La segunda es el presupuesto de licitación. De los 49.000 euros del año pasado se pasará a 70.000 euros, en ambos casos con el IVA aparte. Y aunque en esta ocasión a la noche de los Fuegos y al Restallón se unen el diseño y ejecución del espectáculo pirotécnico de San Xuan y el encendido de la hoguera, que en los últimos ejercicios se contrataban aparte, las bases señalan que el 90% del coste del encargo debe corresponder a los artificios que se disparen en la víspera del 15 de agosto. De este modo, el gasto para el espectáculo del día grande de Begoña podrá alcanzar los 63.000 euros, un 22% más de lo que estaba presupuestado en 2017 y un 60% de lo que costó finalmente tras la rebaja lograda en la adjudicación (39.200).

Las empresas que aspiren a hacerse con el contrato podrán agotar como consideren el presupuesto indicado, pues a la hora de valorar sus propuestas no se premiará de modo alguno la oferta más económica. Únicamente se tendrán en cuenta el proyecto artístico y la cobertura del seguro de responsabilidad civil. El año pasado el precio representaba la mitad de los criterios de valoración, con un máximo de 50 puntos. Otros 25 puntos se basaban en la propuesta artística (originalidad del espectáculo y su carácter de exclusividad para Gijón, duración y ritmo de las secuencias del disparo, colorido y altura de las figuras, combinación de figuras, alturas y efectos y final apoteósico). Se otorgaban 15 puntos más por el mero hecho de cumplir las condiciones técnicas básicas en lo que respecta a la duración de los espectáculos y el número de series de lanzamiento. Y finalmente había 10 puntos para mejoras como la colocación de sacos de arena (5 puntos a quien los incluyera en su oferta) y la ampliación de la cobertura del seguro por encima del mínimo exigido de 600.000 euros (5 puntos a quien presentara la más alta y para el resto una puntuación proporcional a la diferencia con esa cantidad).

Más información

Borrador de los pliegos

En el borrador de pliegos presentado a los consejeros de Divertia, además del precio desaparecen en la valoración de las ofertas cuestiones como la colocación de sacos de arena, pues será obligatorio poner tantos como sean necesarios, y el cumplimiento de las condiciones técnicas mínimas, pues los licitantes que no lo hagan directamente serán excluidos del concurso. El proyecto artístico aparece como principal criterio de calificación, con un máximo 80 puntos sobre 100. De ellos, 40 corresponderán al «desarrollo del espectáculo», en concreto a la combinación de diferentes alturas de disparo, al colorido con diferentes gamas de colores, a la combinación de figuras y efectos pirotécnicos, al ritmo en las secuencias del disparo y al final apoteósico. Otros 20 puntos se darán en función de la exclusividad del espectáculo para la ciudad de Gijón. Y 20 más de acuerdo a la originalidad del proyecto en la temática, formas de las figuras, mezcla de colores y otros elementos artísticos.

El 20% restante de la nota corresponde a la cobertura del seguro de responsabilidad civil. Se darán 5 puntos a quien supere el mínimo obligatorio de 600.000 euros, 10 puntos a quien pase de 1,5 millones, 15 puntos a quien supere los 3,5 millones y el máximo de 20 puntos a quien ofrezca una cobertura mayor de 5 millones.

Con las nuevas condiciones, al margen de la variación que pudiera suponer la inclusión del espectáculo de San Xuan, el año pasado el contrato habría cambiado de manos, pues la oferta económica fue determinante en la adjudicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos