El Principado tumba el convenio colectivo del Ayuntamiento de Gijón por exceso de días de permiso

El Principado tumba el convenio colectivo del Ayuntamiento por exceso de permisos
Actividad en la Empresa Municipal de la Vivienda. / PALOMA UCHA

La Dirección General de Trabajo duda del «encaje legal» de tantas libranzas y da al Consistorio diez días para ajustarse a la actual normativa

ANDRÉS PRESEDO GIJÓN.

La Dirección General de Trabajo de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, como órgano fiscalizador, rechazó dar por bueno el convenio colectivo de los funcionarios del Ayuntamiento de Gijón, al encontrar, a su entender, numerosas anomalías, sobre todo vinculadas con permisos y libranzas, que contravienen la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). Las discrepencias van desde los permisos y licencias en caso de fallecimiento de familiares, a los motivados por la conciliación familiar y la violencia de género o la lactancia, pasando por las excedencias, y el obligado control del cumplimiento de la jornada mínima obligatoria para los funcionarios.

En todos estos casos citados, entre otros, la Dirección General de Trabajo muestra sus dudas sobre la aplicación estricta de la legalidad vigente y solicita al Ayuntamiento de Gijón que aclare todos esos extremos, para lo que le da un plazo de diez días hábiles desde la recepción del escrito, que está fechado el día 4 de enero y firmado por la jefa de sección de Relaciones Laborales de la citada Dirección General, Sara Palacios Fernández.

Reuniones urgentes

El convenio de los funcionarios municipales de Gijón fue suscrito por los sindicatos y rubricado por la concejalía de Personal, que representa la concejala Ana Braña. Una vez conocidas las evidentes discrepancias, fijadas por escrito, por parte de la Dirección General de Trabajo del Principado, se han celebrado reuniones, la última ayer mismo, en la que los sindicatos y el equipo de gobierno municipal tratan de cuadrar en el texto las premisas que le llegan desde el Principado ya que, en caso contrario, se podría bloquear la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y, en suma, no entraría legalmente en vigor.

El ajuste del texto a la legalidad supondrá rebajar algunos de los derechos ya pactados

Fuentes sindicales confirmaron a EL COMERCIO el contenido del escrito del Principado, bajo el encabezamiento de «requerimiento de subsanación», aunque restaron importancia a las discrepancias, algunas de las cuales, aseguraron, ya se fijaban en el anterior convenio colectivo. Sin embargo, reconocieron que deberán de afinar en la redacción de algunos de los derechos laborales fijados en el nuevo convenio para que tengan encaje dentro de la legalidad exigida desde la Dirección General de Trabajo. Ello supondrá, sin duda, rebajar las pretensiones en no pocos aspectos, sobre todo en materia de permisos, para ajustarse de forma indudable a la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos