Gijón al Norte cierra el convenio para invertir 813 millones en el plan de vías hasta 2024

Gijón al Norte cierra el convenio para invertir 813 millones en el plan de vías hasta 2024

Fernando Couto resalta las facilidades de De la Serna para que el Ayuntamiento financie los 90 millones que le corresponden y no pague más de seis al año

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Ayuntamiento de Gijón, Principado y Ministerio de Fomento han cerrado un acuerdo definitivo para la integración ferroviaria en Gijón, plasmado en un convenio de 41 páginas que detalla las obras que deberá asumir cada administración, la inversión necesaria y la forma en que se financiará. Las negociaciones, que se prolongaron hasta la medianoche del jueves, han dado como resultado el compromiso de dedicar a esta actuación 813 millones en los próximos siete años. La junta de gobierno dio ayer mismo su visto bueno al nuevo convenio y ahora deben hacer lo propio las otras dos administraciones implicadas. La rúbrica se hará «cuando cuadremos agendas».

El concejal de Urbanismo, Fernando Couto, destacó que el nuevo convenio recoge lo ya aprobado en julio por el consejo de administración de Gijón al Norte en lo que respecta a la ubicación de la estación, «garantizando la centralidad, la intermodalidad y el soterramiento», a lo que se han logrado añadir compromisos por más de 110 millones de euros para ampliar la integración ferroviaria hasta La Calzada. En el documento se plasma además la promesa de Fomento de adecuar y poner en marcha el túnel del metrotrén y ampliarlo hasta el Hospital de Cabueñes. Couto agradeció la buena disposición mostrada por todas las partes para alcanzar este acuerdo y el papel que han jugado tanto el ministro Íñigo de la Serna, como el consejero Fernando Lastra y el concejal de Xixón Sí Puede y consejero en Gijón al Norte David Alonso.

La estación intermodal se construirá junto al pozo de extracción de la tuneladora del metrotrén, con el edificio dedicado al acceso de viajeros (8,9 millones) como único elemento en superficie. Estará situado a la altura del edificio principal del Museo del Ferrocarril. Ya bajo tierra, en diferentes plantas, irán un aparcamiento (28,6 millones), la estación de autobuses (30 millones), los andenes para los trenes de largo recorrido (108 millones) y los de cercanías (140 millones). Estos últimos, conectados con el túnel del metrotrén, estarán situados a una profundidad de 21 metros. Cubrir todas las vías hasta la altura del Palacio de Justicia tendrá un coste de 48,15 millones.

El nuevo convenio, no obstante, va más allá y contempla cubrir todo el entramado ferroviario hasta Príncipe de Asturias y, en el caso de las vías de ancho ibérico (Cercanías), hasta las inmediaciones del apeadero de La Calzada, en concreto hasta la altura de la intersección entre Juan Carlos y Bertol Brecht. Se ocultarán «conforme a la solución técnica que resulte más adecuada».

Viaducto de Carlos Marx

Este cubrimiento permitirá una reurbanización que incluirá el derribo del viaducto de Carlos Marx, el desdoblamiento de Juan Carlos I hasta Bertol Brecht, la ampliación del parque de Moreda y -cuando se derribe la estación provisional- la recuperación del antiguo trazado de entrada a Gijón por Sanz Crespo, transformándolo en un bulevar que ofrezca una conexión amable entre Moreda y El Polígono.

Todas estas obras, incluidos los desvíos de los colectores y la construcción de un edificio de oficinas para Adif, tendrán un coste de 500 millones de euros, de los que 140, los correspondientes a los andenes de cercanías, serán asumidos en solitario por el Estado. Los 360 millones restantes -de los que habrá que restar los ingresos que se obtengan por la venta de suelos- serán aportados por Gijón al Norte, correspondiendo a cada administración una parte equivalente a su peso en el accionariado. Es decir, el 50% a Fomento (180 millones), un 25% al Principado (90 millones) y otro 25% al Ayuntamiento (90 millones). Si hubiera sobrecostes, el Ayuntamiento solo tendría que asumir los que correspondan a la urbanización en superficie, el Principado los de la estación de autobuses y el Estado los del resto de actuaciones.

Los costes derivados de la obra irán aumentando de forma progresiva a medida que avancen los trabajos, llegando a sus cotas máximas en los años 2022 y 2023, con casi cien millones en cada uno. La liquidación definitiva llegaría en 2024. Couto, no obstante, indicó que los desembolsos de las administraciones serán más acompasados. Se trabaja como opción prioritaria que Gijón al Norte contrate un préstamo con el Banco Europeo de Inversión que sus socios podrían amortizar en 21 años. De no prosperar, existe un compromiso para que el Ayuntamiento no tenga que desembolsar en ningún caso más de seis millones de euros al año. Llegado el caso, Adif se haría cargo de adelantar el dinero correspondiente a cada anualidad de los trabajos y el Consistorio podría ir devolviéndolo con esa «tarifa plana» hasta el año 2034. Esos pagos, en cualquier caso, no empezarían hasta 2020. Para este año las obligaciones municipal ascienden a 380.000 euros y en 2019 a 1,4 millones.

La puesta en servicio del metrotrén y su prolongación hasta el Hospital de Cabueñes tendrán un coste de 313,6 millones de euros que serán asumidos en su totalidad por el Ministerio de Fomento.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos