Kike Figaredo: «Convivir y estar abierto al otro es el verdadero aprendizaje»

«Convivir y estar abierto al otro es el verdadero aprendizaje»
Kike Figaredo, durante la ceremonia académica. / E. C.

Kike Figaredo llama a «estar conectados por muy diferentes que seamos» al recibir el título de doctor honoris causa por la Saint Louis University

Sara García Antón
SARA GARCÍA ANTÓNGijón

«La educación jesuita, como hace la jirafa, enseña a convivir con 'animales diferentes', liderando con suavidad. No podemos vivir sin estar conectados los unos con los otros, por muy diferentes que seamos. La conciencia de que el otro es una sorpresa y enriquece es convivir y estar abierto al verdadero aprendizaje». Estas palabras formaron parte del discurso pronunciado por Kike Figaredo durante el acto en el que la Saint Louis University le concedió el nombramiento de doctor honoris causa.

En una ceremonia sencilla, celebrada en el auditorio del colegio Nuestra Señora del Buen Consejo en Madrid, el prefecto apostólico de la diócesis de Battambang, agradecía estad distinción y centraba su intervención en la educación, en la manera en la que forma «hombres y mujeres para los demás». Un discurso en el que uso la «metáfora de la jirafa (explicar)» para enumerar las virtudes que uno ha de tener para vivir «reconciliado, abierto a los demás».

Junto al jesuita gijonés, recibieron también la distinción de doctor honoris causa Isabel Gómez-Acebo, fundadora de la Asociación de Teólogas Españolas, y José María Merino, autor y miembro de la Real Academia de Escritores. Antes de la ceremonia académica se celebró una eucaristía en la parroquia de San Francisco de Borja, oficiada por el cardenal Carlos Osoro, acompañado por el padre Antonio España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos