El corte de un carril en la salida a la 'Y' amenaza con crear atascos a primera hora

Martillo hidráulico picando el firme deteriorado anoche. / PURIFICACIÓN CITOULA
Martillo hidráulico picando el firme deteriorado anoche. / PURIFICACIÓN CITOULA

Fomento demuele una franja deteriorada del hormigón donde los neumáticos entraban ya en contacto con los hierros de la armadura

R. MUÑIZ GIJÓN.

Los conductores que salen a diario de la ciudad hacia la 'Y', y los que antes de la autovía se desvían hacia Tremañes o la ronda conocían bien el peligro. La degradación progresiva del firme viene provocando varias roturas, pero una de ellas se había vuelto especialmente peligrosa en los últimos meses. Ubicada unos 300 metros antes de la desviación, en el carril izquierdo, la capa de hormigón había desaparecido ya, dejando al aire la armadura de hierro. Al contacto con los neumáticos, supone un riesgo para un tráfico que en ese punto, se libraba ayer a una velocidad promedio de unos 83 kilómetros por hora.

Pasadas las nueve de la noche de ayer, los operarios de mantenimiento del Ministerio de Fomento comenzaron a ejecutar una operación de saneo planificada en las últimas semanas. Dispusieron los conos para cortar el carril, encendieron torres de luz con las que orientarse, y llevaron al lugar a una excavadora y un martillo hidráulico. Durante la madrugada, procedieron a demoler los puntos más deteriorados. Luego retiraron los escombros. La siguiente fase, con el hueco creado y despejado, consiste en ensamblar con ferralla una armadura. Todo debía quedar listo para a continuación descargar el nuevo hormigón, fresco. Una vez extendido, se le pasa una especia de escoba terminada en peines. Su misión es crear estrías en la superficie. Esas que producen el característico ruido que sienten los conductores al circular por la 'Y'. Esa molestia no era un parámetro que se tuviera en cuenta cuando se fabricó la infraestructura. Lo que entonces se buscaba con ese sistema es incrementar el agarre de una pista con abundante paso de camiones cargados de mineral, y donde las precipitaciones se repiten con frecuencia.

La 'Y' «ha dado un gran resultado y en sus 40 años de vida no ha sido necesario realizar una rehabilitación estructural completa», sin embargo ahora presenta «defectos puntuales con roturas localizadas», apreciaba Fomento en un comunicado. «Debido a las altas intensidades de tráfico que sufre la autopista 'Y' en todo su recorrido, la existencia de un corte de carril puede ocasionar retenciones en las horas punta», advertía.

Hasta el miércoles a las ocho de la tarde, está previsto mantener los conos impidiendo el uso del carril izquierdo en alrededor de un kilómetro. El usuario se encuentra la incidencia al poco de salir de la glorieta en la que termina la avenida de Portugal. Esa pista tiene el nombre de GJ-81 y se prolonga a lo largo de 2,86 kilómetros para desembocar en la 'Y'. Su hora punta se sitúa a las ocho de la mañana, cuando soporta el paso de 1.700 circulaciones a la hora.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos