Un corte de pelo a modo de fábula

Laura Llaneza muestra algunos de los pictogramas incluidos en el cuento. / PURIFICACIÓN CITOULA

Una ONG lanza una campaña para ayudar a menores con autismo a ir a la peluquería

P. LAMADRID GIJÓN.

«Tratar de recibirlos en un horario tranquilo, fuera de hora o abriendo un día especial. Conseguir que la peluquería esté en silencio, para que los niños puedan tener un entorno sin estrés». Éste es uno de los consejos que incluye el código de buenas prácticas facilitado por la ONG Aprendices Visuales a las peluquerías que se han sumado a la campaña 'Cuéntaselo a tu peluquero'. El objetivo de este proyecto solidario es facilitar a los niños que tienen hipersensibilidad, algo que le ocurre a muchos menores con autismo, su paso por el centro de belleza para sanear el cabello.

«El problema, según los expertos, es que toman el corte de pelo como una agresión hacia ellos», explica la gijonesa Laura Llaneza, propietaria de la peluquería que lleva su nombre. Es la primera profesional, no solo de Gijón sino de Asturias, que se ha adherido a esta campaña. En el conjunto del país, ya son más de veinte los negocios de estética capilar que participan en ella. El mal trago se alivia «si les hacen entender visualmente a estos niños qué les van a hacer en la peluquería».

Por ello, la iniciativa incluye la publicación de un cuento con pictogramas para acercar a los pequeños esta rutina. 'José en la peluquería' es un relato que las familias pueden enseñar a los pequeños en formato digital o en papel, así como mediante una aplicación interactiva, para preparar el camino antes de ir a cortarse el pelo. «Lo ideal es que se lo muestren antes de venir», apunta Llaneza, aunque en su centro también hay copias en papel, así como cartulinas con los pictogramas que incluye el relato. Entre estos dibujo que expresan un concepto está la imagen de una botella de spray, como la que utilizan los peluqueros para humedecer el cabello y así facilitar el corte. También muestra a los niños la capa que deben ponerse para evitar que los pelos se cuelen entre su ropa. «José se pone la capa como un superhéroe», reza la ilustración. Precisamente, esta peluquera gijonesa ha comprado «una especial con dibujos de animales» para que resulte más atractiva a sus pequeños clientes. Señala que los niños con autismo trabajan con frecuencia con imágenes de este tipo, por lo que están familiarizados con ellos y esto les ayuda a estar más relajados.

Otro de los consejos ofrecidos por la ONG Aprendices Visuales es «dejar a los niños sentir que tienen libertad. Puedes elegir un corte fácil y rápido para trabajar alrededor de ellos, sin forzarles a permanecer sentado, a lavarse el pelo o secárselo». Además, mostrar a los pequeños las herramientas de trabajo es conveniente para que se sientan más cómodos. Es posible descargarse el cuento a través de la página web www.aprendicesvisuales.org, de manera gratuita.

«Proyecto gratificante»

De hecho, la campaña 'Cuéntaselo a tu peluquero', que se inició esta semana porque mañana es el día dedicado a estos profesionales, se llama así porque invita a las familias a compartir este material con los profesionales que cortan el pelo a sus hijos. «Me uní porque me parece un proyecto muy guapo y gratificante y porque estos niños necesitan más apoyo», apunta esta peluquera, que lleva once años al frente de su negocio.

De hecho, no es la primera vez que Llaneza coopera con iniciativas altruistas. «También colaboré con 'Mechones solidarios', que se desarrolló en Corvera hace dos años», indica. El dinero obtenido entonces con los cortes y el cabello donado se destinó a ayudar a personas enfermas de cáncer.

Fotos

Vídeos