«'Makelele' estaba obsesionado con ella, la trataba mal y la insultaba», declara la hija de Sonia Meléndez Mitre

«'Makelele' estaba obsesionado con ella, la trataba mal y la insultaba», declara la hija de Sonia Meléndez Mitre
Familiares de Sonia Meléndez Mitre y sus abogados a la salida de los juzgados. / Daniel Mora

Los peritos caligráficos señalan que fue el procesado quien escribió de su puño y letra la carta encontrada junto al cadáver para desviar la atención de la investigación

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Llevaba mucho tiempo detrás de ti y de tu negro». La nota manuscrita encontrada justo al lado del cadáver de Sonia Meléndez Mitre es una de las piezas de convicción clave por la que se procesó a 'Makelele'. Los peritos caligráficos señalan que fue el procesado quien escribió de su puño y letra la anotación para desviar la atención de la investigación. La nota fue mostrada hoy a los miembros del jurado popular durante la segunda sesión del juicio que se celebró en la Sección Octava de la Audiencia Provincial.

A lo largo de la mañana declararon un total de diez testigos, empleadas de la vinatería de la fallecida, familiares y hosteleros de La Ruta de Los Vinos. Todos ellos coincidieron al explicar que la relación entre la víctima y el acusado se había deteriorado meses antes del crimen y mantenían discusiones habitualmente.

«Mi madre estaba atemorizada. Este señor estaba obsesionado con ella y la trataba mal y la insultaba», declaró Mara, la única hija de Sonia Meléndez Mitre y a quién 'Makelele' llamó días antes de la muerte violenta para saber qué día se iba a hacer los exámenes a Segovia y qué día regresaría. «Notaba que mi madre tenía miedo y se inventaba excusas para que él no viniese a casa», añadió.

En ese mismo sentido se pronunció Blanca Menéndez, amiga de la víctima, quien aseguró que días antes del fallecimiento la propia Sonia le confió que «estaba amenazada de muerte». «Si lo denuncio me mata, este me mata», afirmó. Su amiga declaró ante los miembros del jurado que «la notaba paralizada por el miedo».

Una de las camareras de la infantería Sinatra explicó que Sonia le envió varios mensajes de texto los días anteriores en los que se podía leer: «Lo tengo en la puerta de casa aporreando la puerta, si me pasa algo ya sabéis quién fue». Esos mensajes de Whatsapp fueron entregados a la Policía y constan en los autos judiciales.

El juicio se retomará mañana con la declaración de los agentes policiales que llevaron a cabo la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos