Los críticos del Grupo Covadonga inician el proceso para una moción de censura

Momento del abandono de socios en la asamblea de este miércoles en el recinto ferial. / PALOMA UCHA

Señalan la «retirada del recurso del Supremo», la «deriva económica» y propiciar la división entre los socios 'antiguos' y 'nuevos' como justificantes de la decisión

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La asamblea de ayer ha supuesto un punto de inflexión para el sector más crítica con la gestión de la actual directiva del Grupo Covadonga que encabeza Antonio Corripio. Después del abandono de reunión de dos centenares de socios, se tomó una decisión que ya se estaba valorando desde hacía semanas: la presentación de una moción de censura. Y este jueves, según han confirmado a EL COMERCIO, se ha iniciado el proceso que tiene una serie de pasos a seguir. El primero, la recogida de firmas para poder armar esa moción de censura. Según recogen los estatutos del Grupo, tiene que presentarse para ello un 5% de la masa social (los que tienen capacidad de votar), es decir, deben recoger unas 1.500 firmas. Después vendría la presentación formal de la moción.

¿Los argumentos? Son tres los puntos en los que inciden los críticos. El primero, critican que la directiva grupista decidiera retira el recurso en el Supremo sin tener garantías de que el Centro Asturiano hiciera lo propio. Lo que sucedió, ya se conoce. El Centro siguió adelante, el Supremo anuló las asambleas y se llegó a una situación tan como la vivida en la tarde-noche de ayer.

La segunda crítica es lo que califican como una «deriva económica por falta de planificación». Y, la tercera, la más importante a nivel de entidad: les culpan de «haber propiciado una división entre los socios del Grupo: entre los 'antiguos' y los 'nuevos'».

Más información

Fotos

Vídeos