Cruz Roja incorporará una nueva técnica para mejorar los tratamientos de diálisis

Unidad de diálisis del Hospital de Cruz Roja. / P. UCHA
Unidad de diálisis del Hospital de Cruz Roja. / P. UCHA

Se trata de utilizar agua mucho más depurada y monitores de alta gama, lo que aumenta la supervivencia de los enfermos renales

LAURA FONSECA GIJÓN.

Se llama hemodiálisis 'on-line' o de 'alto volumen de filtración'. Se trata de una nueva técnica que mejora los tratamientos de sustitución renal a los que se tienen que someter, en muchas ocasiones de por vida, aquellas personas cuyos riñones no funcionan bien. El Hospital de Cruz Roja prevé incorporar esta nueva técnica en su unidad de diálisis, que en la actualidad da servicio a 65 pacientes del Área V, en turnos de tres veces por semana, bien lunes, miércoles y viernes, o martes, jueves y sábados.

Según explicó el director del centro concertado, Pedro Herce, la técnica consiste en utilizar un mayor volumen de líquido en el mismo tiempo de diálisis, que oscila entre las tres y las cuatro horas. Esto hace que el tratamiento depurativo que hacen los riñones artificiales mejore. Para poder ofrecer esta prestación hace falta contar con una planta que produzca agua extremadamente depurada, mejorar los filtros y emplear monitores de alta gama. El hospital ya dispone de varios de esos elementos técnicos, por lo que a lo largo de este año irá ofertando esta nueva técnica a pacientes que tengan el perfil idóneo para ella.

La diálisis 'on-line' está aconsejada sobre todo para enfermos muy jóvenes, que no presenten otras complicaciones de salud. Está demostrado que a largo plazo este tipo de terapia contribuye a aumentar la supervivencia del paciente renal, lo que representa todo un plus en el abordaje de enfermedades crónicas.

El Hospital de Cruz Roja dispone de una de las unidades de diálisis con más años de andadura de Asturias. Actualmente, son 65 las personas que se dializan en el centro concertado ubicado en la calle Uría. Son ocho menos que hace un año, cuando la apertura del servicio de hemodiálisis en Jove permitió oxigenar los turnos y redistribuir la sesiones de diálisis en todo el área sanitaria.

Turno de noche

No obstante, Cruz Roja aún mantiene el turno de madrugada. Lo hace con cinco pacientes que han preferido continuar con la diálisis nocturna. La pretensión del Servicio de Salud del Principado (Sespa), según indicó en marzo de 2016 su gerente, José Ramón Riera, era proceder al cierre de la hemodiálisis de noche. Pero Cruz Roja se encontró con que algunos de los pacientes querían mantener el horario nocturno. Una vez redistribuidos los pacientes entre las tres unidades de Cabueñes, Cruz Roja y Jove (que la abrió en el verano de 2016), «intentamos abrir algún hueco más en la mañana y la tarde, pero aún no ha sido posible», precisó Herce. Para el presente año, Cruz Roja tiene autorizadas un total de 10.500 sesiones de hemodiálisis. El Sespa paga por cada una de ellas 159 euros, una tarifa bastante por debajo del coste promedio que este tratamiento alcanza en unidades del sistema público, con 235 euros por sesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos