«Se me cruzó el cable y metí la pata»

El acusado del atraco, en el momento de su detención, / Damián Arienza

El acusado de atracar una sucursal bancaria en marzo en la avenida de la Constitución declaró en el juicio que se celebró hoy en el Penal 1 de Gijón que no recordaba lo ocurrido porque «estaba drogado»

OLAYA SUÁREZGijón

El acusado de atracar una sucursal bancaria en marzo en la avenida de la Constitución declaró en el juicio que se celebró hoy en el Penal 1 de Gijón que no recordaba lo ocurrido porque «estaba drogado». «No sabía lo que hacía, se me cruzó el cable y metí la pata», explicó ante el juez.

El fiscal y el abogado de la acusación particular mantuvieron la petición de siete años y tres meses de cárcel por un delito de robo con violencia y detención ilegal, con los agravantes de disfraz y reincidencia. En el momento de los hechos el reo estaba en libertad vigilada por el atraco a otras dos sucursales bancarias.

La abogada de la defensa mantuvo la libre absolución alegando que su cliente no quiso provocar daño alguno y que «actuó de forma chapucera».

Durante la vista oral declararon los empleados del banco a los que retuvo amenazándolos con el arma detonadora y los policías que intervinieron en lo que calificaron como «tensa negociación». Uno de los agentes explicó que llegó a disparar en dos ocasiones su arma reglementaria al sentirse amenazados y «ver peligrar la integridad física de los rehenes y los policías». Las detonaciones impactaron contra los cristales y no produjeron daños personales.

El caso quedó visto para sentencia.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos