Un cuartel armado por los vecinos

Los trabajadores del centro municipal integrado de El Coto, en las escaleras principales. /  DANIEL MORA
Los trabajadores del centro municipal integrado de El Coto, en las escaleras principales. / DANIEL MORA

El centro municipal integrado de El Coto, el primero de Gijón, cumple veinte añosEl espacio castrense pasó a ser propiedad del Ayuntamiento para convertirse en una sede ciudadana con 440.000 usos anuales

P. LAMADRID GIJÓN.

Un joven Alfonso XIII colocó la primera piedra del cuartel de El Coto, que tomó el nombró del monarca, el 19 de agosto de 1900. El edificio mantuvo sus usos castrenses hasta el 8 de febrero de 1985, cuando el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento llegaron a un acuerdo para que estas instalaciones militares pasaran a ser de titularidad municipal. Trece años después, se inauguró el centro municipal integrado del barrio, el primero de la ciudad, que ayer cumplió veinte años. Los arquitectos Vicente Díez Faixat y Justo López fueron los encargados de transformar el cuartel de zapadores (soldados que se dedican a realizar trabajos de construcción durante las contiendas) en un espacio al servicio de la ciudadanía. A cuatro manos, diseñaron una nueva fachada escenográfica que se abría a la recuperada plaza de la República.

Las remodeladas instalaciones acogieron un centro de salud -que todavía se mantiene allí- y el conservatorio de música, que dejaría sitio a la Agencia Local de Empleo tras mudarse a la Laboral. La piscina completó el conjunto destinado a los vecinos, la cuarta municipal que hubo en la ciudad. Está a disposición de los gijoneses desde el 7 de junio de 1999. Con esta última pieza, las antiguas dependencias castrenses se convirtieron en un gran equipamiento cívico. El centro fue una importante novedad, ya que anticipó la actual red de espacios integrados, que se completa con los de La Arena, El Llano, Pumarín-Gijón Sur y La Calzada. Esta idea de concentración de servicios que nació en El Coto culminó con la apertura de primera Oficina de Atención a la Ciudadanía, presente también en el resto de centros municipales integrados, además de en la Antigua Pescadería y el Antiguo Hogar (la Casa Rosada). Gracias a estos equipamientos, los gijoneses no necesitan acercarse a las dependencias centrales del Consistorio para llevar a cabo sus gestiones, sino que pueden efectuarlas en estos siete puntos repartidos por la ciudad. El centro municipal integrado de El Coto no solo fue pionero en los servicios que ofrecía a los ciudadanos. También en sus programaciones. Por ejemplo, durante los primeros años, en las noches del mes de julio se organizaba el 'Teatro bajo las estrellas', que contó con el favor del público.

Sala de estudio 24 horas

Fue pionero en permitir a los ciudadanos realizar trámites sin desplazarse al Consistorio

Entre los servicios que ofrece a los vecinos, destacan sus salas de estudio. Tiene el único espacio para este fin que abre las 24 horas, los 365 días, en todo el municipio. Además, cuenta con otra estancia para preparar trabajos o entrevistas que incluye hasta seis puestos. El pasado año, el centro municipal prestó unos 440.000 usos, que se elevan a nueve millones desde su inauguración.

Más de veinte trabajadores atienden las necesidades de los ciudadanos cada día. Las instalaciones también acogen al Patronato Deportivo Municipal y el Servicio de Prevención y Salud Laboral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos