Cuba destaca su propósito de emular el Centro de Seguridad Marítima Jovellanos

Julián Camus, director del Centro Jovellanos, con chaqueta negra, en las instalaciones de Veranes, con la delegación cubana. / P. CITOULA

La delegación caribeña destaca la utilidad de las instalaciones de Veranes, cifra los daños de Irma en diez muertos y cuantiosos destrozos y pide ayuda

R. MUÑIZ GIJÓN.

El Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos podría contar con un 'gemelo' en Cuba. Al menos, eso es lo que estudia una veintena de emisarios enviados por el Gobierno caribeño, de visita ayer las instalaciones de Veranes. «El interés nace de que tienen a 5.000 cubanos dispuestos a trabajar en cruceros, un tipo de empleo que los españoles no se sienten tentados a aceptar», indicaba ayer Rafael Lobeto, secretario general de la Fundación Philippe Custeau 'Unión de los Océanos', entidad que persigue la cooperación entre países ribereños. Este capitán de marina mercante ejercía ayer de cicerone en unas instalaciones donde los isleños presenciaron a bomberos y aspirantes enfrentarse a varios simulacros de incendios.

«Queremos conseguir que el mayor número de trabajadores puedan estar en las navieras. Nosotros no tenemos un centro de preparación como éste, por eso queríamos conocerlo y haremos luego un informe para ver si podemos concebir un sistema similar allí», apreció María Regla, de Selecmar, agencia estatal cubana encargada de preparar y buscar colocación a los trabajadores de la mar.

«Si esto sale adelante, será una oportunidad de trabajo para los formadores españoles, pues en Cuba tiene todavía lo que nosotros hemos ido perdiendo: un importante número de pescadores, marineros, capitanes y jefes de máquinas», animó Lobeto.

Las ocasiones navegan en ambos sentidos. La Fundación Philippe Cuesteau tiene un convenio desde 2012 con el Ejecutivo de Raúl Castro para realizar iniciativas sobre el medio ambiente. «Tenemos el material listo para montar dos campamentos asturcubanos en La Habana y Santiago y en ellos se impartirían conferencias y formación», agregó el secretario general, que está a la espera de recabar los permisos para materializar la idea.

Las colaboración tiene otras variables, máxime tras el paso del huracán Irma por la isla. «Entró por el norte y salió a 130 kilómetros por hora. Aunque tenemos una experiencia acumulada para afrontar estas situaciones, hubo diez fallecidos, generalmente por no seguir las orientaciones», relató Yosvany Simón, director de gestión de proyectos del grupo de saneamiento de la bahía de La Habana. «Tuvimos derrumbe de árboles, líneas eléctricas, penetración de mar, y ahora toda colaboración es bienvenida», invitó el técnico. «Hay una cuenta bancaria abierta y la embajada gestiona el envío de donativos en especie», informó.

Omar Fernández, Fidel y el Ché

El cultivo de la mística revolucionaria forma parte también de un grupo del que participa Omar Fernández, quien luchó en la Sierra Maestra junto a Fidel y el Ché. «Igual que el enemigo trató de golpearnos a nosotros, lo hace ahora con Venezuela, la historia se repite», analizó. Fernández viajó por el mundo junto a Ernesto Ché Guevara, de cuya muerte se cumplen cinco décadas. Sabe que hay biógrafos que responsabilizan al líder guerrillero de los fusilamientos ejecutados tras el triunfo de la revolución. «Es la infamia más grande que he oído; por orden de Fidel ninguno de nosotros participó en los juicios, solo el pueblo al que los generales de Batista quemaron casas», responde.

Fotos

Vídeos