Los cuidadores del futuro

Una de las asistentes a la presentación con 'Nuka' en brazos. / FOTOS: P. CITOULA
Una de las asistentes a la presentación con 'Nuka' en brazos. / FOTOS: P. CITOULA

Expertos señalan la conveniencia de que la sociedad acepte a los robots como asistentes personales

ANA SOLÍS GIJÓN.

El Foro de Pensamiento Social organizado por el Colegio Oficial de Ciencias Políticas y Sociología del Principado de Asturias clausuraba ayer, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, su segunda edición hablando sobre 'Sociedad tecnológica e identidad'. Moderado por Carmelo Polino, profesor de Sociología en la Universidad de Oviedo, Cristina Fanjul, licenciada en Derecho; Enrique Berdayes, economista, y Javier de Rivera, sociólogo, sirvió para poner sobre la mesa sus diferentes estudios, investigaciones y visiones profesionales para exponer a qué se enfrenta la sociedad, hoy en día, plenamente sumergida en una inmensa red cableada y conectada. «Si sabemos a dónde vamos, será más fácil no perdernos en esta volatilidad social», apuntó Berdayes.

Además, hablaron sobre la necesidad de que los ciudadanos adquieran conciencia sobre los retos, consecuencias y posibles soluciones para enfrentar la presente sociedad virtual. «Ahora nos socializamos de una forma diferente. Solo unos pocos -los gigantes tecnológicos- tienen la solución a los problemas, adquiriendo un grandísimo poder. Hay que hacer frente a esto», exponía de Rivera. Tres perfiles profesionales muy diferentes, que supieron complementarse a la perfección en sus ponencias, con las que invitaron «reflexionar» a todos los asistentes instantes antes de que diese comienzo un debate abierto en que se contestaron todas las cuestiones del público. Una tarde realmente futurista. Pues antes de que comenzase la mesa redonda, en el patio del Antiguo Instituto, Adele Robots hizo una demostración a los asistentes de sus últimos desarrollos tecnológicos: los robots sociales. «España tiene una sociedad envejecida, tenemos que empezar a pensar en quién cuidará de nosotros y aceptar socialmente a estos robots», apuntó Rocío Alonso-Redondo, responsable de comunicación de la empresa asturiana.

El cariño desprendido por 'Nuka', repleta de sistemas de reconocimiento de voz y sensores con capacidad de respuesta ante estímulos, encandiló a todos. También 'Next', diseñado para facilitar el aprendizaje y mejorar la educación de los más pequeños. El futuro tecnológico ya ha llamado a la puerta, ahora, toca encararlo mirándolo a los ojos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos