La declaración del marido de Mari Trini aporta nuevas pistas

La declaración del marido de Mari Trini aporta nuevas pistas
Mari Trini Suardíaz. / E. C.

La detención y puesta en libertad de Antonio María da Silva guía a los investigadores hacia los últimos pasos de la mujer

O. SUÁREZ GIJÓN.

La declaración ante la jueza de Instrucción número 4 de Antonio María da Silva, el marido de Mari Trini Suardíaz, ha permitido abrir nuevas vías de investigación a la Policía que intenta esclarecer la misteriosa desaparición en 1987 de la mujer y su hija de 18 meses. El hombre fue detenido en el paso fronterizo de Badajoz España y Portugal y trasladado al Palacio de Justicia en calidad de detenido como responsable del intrincado caso que desde hace tiempo investiga la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de Gijón.

El hombre declaró ante la jueza instructora que desconoce el paradero de su esposa y su hija y aseguró que las había abandonado en el Algarve, al sur de Portugal, en 1987 y que no había vuelto a saber nada de ellas. Fue puesto en libertad al no haber cargos de peso contra él, sin embargo, su declaración ha permitido a los investigadores obtener nuevas pistas.

La balsa de Berbes

Está aún pendiente la autorización judicial solicitada por la Policía para revisar una balsa de espato flúor en la localidad de Berbes, Ribadesella, donde supuestamente Antonio María da Silva habría arrojado dos vehículos hace treinta años. Los agentes quieren descartar que Mari Trini y su hija se encuentren allí, como ya hicieron con la inspección en dos casas de Matadeón de los Oteros (León) y Berbes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos