La familia del menor del San Miguel decide querellarse contra la profesora

La familia del menor del San Miguel decide querellarse contra la profesora

La Fiscalía cierra su investigación de oficio a la espera de lo que disponga el juzgado competente en el caso

P. SUÁREZ / O. SUÁREZ GIJÓN.

La denuncia presentada por los padres del menor del colegio San Miguel contra la profesora con la que, presuntamente, mantuvo una relación sentimental su hijo de 15 años ha dado un giro a la investigación. La Fiscalía Superior del Principado de Asturias comunicaba en el día de ayer que archivaba las diligencias de investigación que había abierto para determinar si existían indicios de infracción penal en el comportamiento de la profesora del centro concertado de Pumarín dependiente del Arzobispado de Oviedo. Daba así por concluidas las pesquisas, tras tener conocimiento de que el procedimiento se encontraba judicializado en el Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón, una vez la familia presentó una querella contra la docente, el pasado viernes 25 de mayo, de la que se desconocen aún los detalles.

Con el cierre de la investigación, la Fiscalía da por finalizada su actuación de oficio, una vez que el caso se ha judicializado. La denuncia de los padres del menor se produce después de que el entorno del menor fuera objeto de un proceso para verificar si el alumno del San Miguel se encontraba en situación de desamparo, hipótesis que finalmente fue descartada.

Según manifestaciones del entorno familiar a EL COMERCIO este proceso fue recibido con hondo malestar, al dar a entender que el adolescente pertenecía a una familia desestructurada y evidenciar por tanto las dudas de la Fiscalía con respecto al testimonio que en un primer momento aportó el joven sobre su presunta relación con la profesora.

Mantienen sus testimonios

Unas supuestas dudas que se sumarían al informe aportado por la Policía, después de que la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) realizase diferentes pesquisas sobre el caso. En dicho informe se descartaba que la docente hubiera incurrido en algún tipo de delito. Igualmente, la filtración desde el ámbito educativo de que el menor se habría retractado de su testimonio fue tajantemente desmentida por el entorno del escolar.

Por su parte, la profesora negaba en una entrevista concedida a EL COMERCIO haber mantenido cualquier tipo de relación «extraordinaria» con el alumno, y apuntaba hacia un ataque personal desde el propio colegio San Miguel como causa principal de que el caso fuese filtrado a los medios de comunicación. «Alguien está manipulando esta situación y no son precisamente los alumnos», afirmó entonces la docente.

El centro, tercero en discordia en esta situación, ha optado por mantener el silencio de los últimos días y no ha querido pronunciarse sobre la evolución del caso. El San Miguel, que actualmente se encuentra celebrando su Semana del Deporte, trata de reconducir la situación y volver a la normalidad lo más pronto posible. Sin embargo, con esta denuncia de los padres del menor el caso vuelve a dar un nuevo giro y regresa al punto de partida, a la espera de las decisiones que tome ahora el Juzgado de Instrucción número 2 de Gijón, nuevo protagonista de este controvertido asunto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos