Deportes cierra con el fútbol base un acuerdo para los campos municipales

Campos de fútbol del club Arenal en El Tragamón. /  CITOULA
Campos de fútbol del club Arenal en El Tragamón. / CITOULA

Los clubes asumen los preceptos legales del texto municipal y el Ayuntamiento estudiará la renovación de la hierba artificial cada ocho años

A. PRESEDO GIJÓN.

El Ayuntamiento de Gijón y los clubes de fútbol base llegaron ayer a un acuerdo definitivo para la firma de los nuevos convenios de colaboración que, una vez solventadas las cuestiones administrativas, serán suscritos, con toda probabilidad, este mismo mes de febrero. De esta forma, se termina con una larga negociación entre ambas partes que tuvo momentos más que complicados, sobre todo a raíz del acuerdo municipal que obligaba a los clubes a compartir los campos que gestionan desde hace años, con otros equipos de la ciudad que carecen de instalaciones públicas. Finalmente, en una reunión celebrada ayer con los representantes de los equipos del Manuel Rubio, Montevil, Roces, Llano 2000 y Arenal, y presidida por el concejal delegado de Deportes, Jesús Martínez Salvador, se cerraron todos los hilos pendientes con estos conjuntos, que eran los que mantenían discrepancias con el texto municipal.

En la redacción definitiva, se hace constar que los clubes, como sujetos pasivos, son quienes deben de solicitar las licencias para las hipotéticas obras en las instalaciones de su responsabilidad, cosa que obliga la legislación, aunque el Ayuntamiento de Gijón si hará lo propio en el caso de que sea el promotor de esos trabajos. Luego, se explicó a los representantes de los clubes que el ayuntamiento no puede aplicar una fórmula retroactiva para valorar las mejoras realizadas hasta la fecha, ya que tal extremo no figuraba en los anteriores convenios. Eso sí, con vistas al futuro, se compromete a tenerlo en cuenta en las obras que se lleven a cabo con autorización municipal e, incluso, a analizar y valorar lo realizado en el pasado. Por último, el Ayuntamiento se comprometerá a hacer un informe exhaustivo del estado de los campos a partir de los ocho años de uso, por si fuera preciso renovarlos y, también, a controlar el estado de las instalaciones para su mejor mantenimiento.

Tanto Jesús Martínez Salvador como los representantes de los clubes valoraron el mutuo «talante colaborador» para llegar a este acuerdo final que ha costado un año de negociación y que abre la puerta a nuevos convenios y entrada de nuevos equipos en la totalidad de los campos municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos