Desarrollo Rural se incautó de 4.564 kilos de pescado y marisco el pasado año

Desarrollo Rural se incautó de 4.564 kilos de pescado y marisco el pasado año

La mercancía confiscada, con 3.724 kilos de pescado y 419 de percebes, se dio a centros benéficos. También fueron retirados 287 objetos a los furtivos

M. MORO GIJÓN.

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, a través del Servicio de Inspección y Vigilancia Pesquera, realizó 9.473 actuaciones en 2017. Esta actividad dio lugar a 373 denuncias, de las que 159 están relacionadas con pescadores deportivos y 128 con el marisqueo. El mayor número de inspecciones realizado por los agentes de este servicio está relacionado con los pescadores deportivos, 4.226 en total, mientras que 1.754 corresponden a furtivismo y marisqueo profesional, y otras 1.430 se ejecutaron en embarcaciones profesionales.

Los encargados de la inspección y vigilancia pesquera también llevaron a cabo 721 actuaciones relacionadas con la comercialización, la gran mayoría en el transporte (247) y la hostelería (239).

LOS DATOS

3.724
kilos de pescado intervenidos por su captura irregular por agentes de Desarrollo Rural.
419
kilos de percebes pescados de manera furtiva en las costas asturianas.
287
objetos decomisados; entre ellos, nasas, palangres y útiles de pesca submarina.

En estas intervenciones se decomisaron 4.564 kilos de diferentes especies. En su mayoría peces, con 3.724 kilos, seguido de percebes, con 419 kilos. La mercancía confiscada se destinó a centros benéficos. Además, los agentes decomisaron 287 objetos como nasas, palangres y útiles de pesca submarina.

539 horas de navegación

Para realizar este trabajo, los agentes recorrieron durante el pasado año 127.702 kilómetros en vehículos terrestres y acumularon 539 horas de navegación. El Servicio de Inspección y Vigilancia actúa en todas las áreas de competencia del Principado de Asturias en materia pesquera, lo que incluye el rastreo en el mar en cuanto a artes y aparejos o zonas de pesca.

También se ocupa de controlar las vedas y descansos semanales, la primera venta, el transporte o la comercialización, así como la pesca de recreo tanto desde costa como desde embarcación o submarina, el marisqueo, la recolección de algas y la pesca de angula.

En estas labores trabajan 19 pesonas que se complementan con los guardapescas de los planes de explotación (angula, pulpo, marisqueo, percebe) en aquellas cofradías de pescadores que cuentan con ellos (Figueras, Tapia de Casariego, Viavélez, Ortiguera, Puerto de Vega, Luarca, Oviñana, Cudillero, San Juan de la Arena, Bañugues, Luanco, Tazones y Bustio), financiados, igualmente, por la Consejería de Desarrollo Rural con 321.000 euros en 2017.

Colabora el Seprona

Además, la Dirección General de Pesca Marítima, a través de la Delegación del Gobierno, mantiene una estrecha colaboración con el Seprona y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, con reuniones periódicas de coordinación para campañas concretas, como la de la xarda (caballa); inspecciones de tranportes por carretera para la verificación de la trazabilidad dentro del plan anual de control e inspección de las actividades pesqueras (Paciap); vigilancias nocturnas en zonas anguleras y perceberas, y control de los campeonatos de pesca deportiva.

La consejería cuenta, además de con el equipo humano, con 16 medios de transporte, entre ellos cinco embarcaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos