El destituido gerente de la rula presta hoy declaración ante el juez Jesús Pino

El destituido gerente de la rula presta hoy declaración ante el juez Jesús Pino
Simón Arrizado. / LUIS MANSO

Será interrogado junto a la delegada de personal, Silvia García, por un posible fraude en la venta de pescado destapado por un pinchazo telefónico

M. M. GIJÓN.

El destituido gerente de LonjaGijón, Simón Arrizado, está citado para declarar esta mañana en el Juzgado de Instrucción número 3, cuyo titular es el juez Jesús Pino. Arrizado acudirá a sede judicial acompañado de Silvia García, delegada de personal y responsable de administración de la rula gijonesa. Ambos serán interrogados en relación a un procedimiento judicial abierto que ha salpicado a la lonja de El Musel a través de un pinchazo telefónico.

Escuchas policiales a un grupo concreto de barcos que descargaban habitualmente sus capturas en la zona del Rendiello del puerto gijonés interceptaron una conversación comprometedora. Una conversación en la que se daba entender un acuerdo entre armador y rula para la ocultación de las ventas de cientos de kilos de xarda. Uno de los buques investigados que destapó ese posible fraude es el 'Roaz', de bandera portuguesa y vinculado a la casa armadora gallega Vidal Pego, con base en Ribeira (La Coruña).

La investigación de que ha sido objeto la rula desde que las autoridades pesqueras supieron de este incidente obligaron a la empresa a enviar a Madrid el pasado mes de septiembre abundante documentación requerida sobre descargas de pescado y transacciones en Gijón.

La Dirección General de Pesca del Principado se desvinculó ayer de la decisión de destituir a Arrizado al frente de la rula gijonesa. El gallego, que no llegará a cumplir tres años como gerente de LonjaGijón, goza del reconocimiento mayoritario del sector pesquero, que agradece su esfuerzo y trabajo para levantar la subasta de pescado en El Musel. Y hacerlo además en situación de clara desventaja cuando llegó con el puerto de Avilés.

La plantilla de LonjaGijón vive con gran incertidumbre la situación que se abre a partir de ahora con la salida de Arrizado. Los trabajadores, muy identificados con el proyecto del gallego desde que éste recogió el testigo de Francisco Javier Puebla, valoran el vuelco positivo que dio a la gestión de la rula y su capacidad para captar barcos que antes solo descargaban sus capturas en Avilés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos