Detenido en Gijón por agredir, primero a su mujer y luego a un policía

Detenido en Gijón por agredir, primero a su mujer y luego a un policía

La víctima salió a la calle de madrugada con su hija en brazos para pedir auxilio

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Salió a la calle a pedir ayuda de madrugada, en pijama, con su hija de corta edad en brazos y gritando en busca de auxilio. Un vecino de la avenida Schulz alertó la noche de ayer a la Policía Local después de ver a una mujer presa del pánico deambulando por la calle. Eran las cuatro de la madrugada. Los agentes se desplazaron rápidamente al lugar en el que les indicó el testigo y localizaron a la madre y a la hija.

Fue entonces cuando les explicó que había sufrido una agresión a manos de su expareja y que éste se encontraba en el domicilio. La mujer optó por abandonar la vivienda con la menor dada la gravedad de los hechos.

Los agentes se trasladaron al piso que les indicó la víctima. El individuo les recibió con una gran violencia y llegó a herir de consideración a uno de los policías, que tuvo que ser atendido en un centro de salud por las lesiones sufridas. Pese a la gran resistencia ejercida, pudo ser reducido y detenido por un delito de violencia de género y otro de atentado contra agente de la autoridad. Fue llevado a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía a la espera de pasar a disposición del juzgado que realiza las funciones de guardia.

La víctima fue asistida por la Policía Local y se puso a su alcance los mecanismos asistenciales para las afectadas por violencia de género.

Camping de Deva

No fue el único episodio de violencia machista ocurrido en Gijón durante la madrugada de Año Nuevo. Media hora después del arresto en la avenida Schulz, en el camping de Deva, la Policía detuvo a un joven de 26 años, D. F. D., vecino de Felechosa, acusado de agredir a su compañera sentimental.

Una patrulla policial se trasladó al lugar y se entrevistó con la víctima, quien aseguró que su novio la había agredido cuando ambos se encontraban pasando la noche en el establecimiento hotelero. El sospechoso se negó a declarar y fue trasladado a los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional a la espera, también, de prestar declaración ante el titular del juzgado que realiza las funciones de guardia.

Ambas investigaciones por malos tratos corren cargo de la Unidad de Mujer y Familia (UFAM) de la Policía Nacional. Los agentes se encargarán de determinar si existen denuncias anteriores por malos tratos y de conocer las circunstancias en las que se encuentra la hija de la víctima agredida en el domicilio de la avenida Schulz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos