Detenido un hombre de 53 años por masturbarse en una confitería de Gijón

Detenido un hombre de 53 años por masturbarse en una confitería de Gijón

Entró en el negocio y se bajó los pantalones en presencia de una menor de doce años y de una joven de dieciocho. Los clientes lo retuvieron

O. SUÁREZ GIJÓN.

Entró en una confitería, se bajó los pantalones y comenzó a masturbarse en presencia de los clientes y las empleadas. La Policía Local detuvo la tarde del domingo a un hombre de 53 años, J. L. C. G., por un delito de exhibicionismo. Fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional a la espera de pasar a disposición del juzgado que realiza las funciones de guardia.

Los hechos tuvieron lugar el domingo pasadas las 21 horas en un establecimiento de la calle Ramón Areces. Según explicaron fuentes del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, «una clienta llamó a la centralita del 092 para comunicar que un individuo se acababa de bajar los pantalones, se había sacado el pene y había comenzado a masturbarse en presencia de las allí presentes». Entre los clientes estaba la hija , de doce años, de mujer que realizó la llamada y otra joven de 18.

«Los clientes lograron retener al exhibicionista hasta la llegada inmediata de los agentes», apuntaron las mismas fuentes. Al parecer el hombre tenía sus facultades mentales mermadas y había protagonizado episodios similares en la misma zona.

Ocurrió el domingo, pasadas las nueve de la noche, en la calle Ramón Areces

En octubre de 2016 también la Policía Local detenía a un ciudadano de 47 años por masturbarse delante de un menor de ocho años en la calle de Pintor Orlando Pelayo, en El Bibio. La madre del niño le recriminó su actitud, pero el hombre «continuó masturbándose a la vez que profería insultos contra la mujer». Fue arrestado por los agentes en un bar cercano gracias a la descripción facilitada por los testigos.

Robo en un coche

Por otra parte, un hombre de 41 años, J. S. D., y una mujer de 23, P. O. A., ambos sin domicilio conocido, fueron detenidos la madrugada del sábado después de robar en el interior de un coche estacionado en la calle Los Pedregales, en el barrio de Laviada. Un vecino llamó a la Policía Local al ver a una pareja que había fracturado la luna de un vehículo y se había llevado varios objetos.

Una patrulla localizó a los sospechosos en una calle cercana, «cargada con multitud de objetos, entre ellos unas cañas de pescar y un navegador que habían sustraído de otro vehículo».En un inspección por las calles de las proximidades comprobaron que habían sido fracturadas las lunas de tres turismos.

Fueron arrestados por un delito contra el patrimonio y trasladados a la Comisaría de la Policía Nacional. El hombre tenía antecedentes por delitos similares. Se ha abierto un procedimiento judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos