Detenido cuando huía con una caja registradora de un bar de Contrueces

El ladrón, con seis arrestos a sus espaldas, entró de madrugada al establecimiento y fue visto por una vecina

O. S. GIJÓN.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 40 años cuando trataba de huir con una caja registradora que acababa de sustraer en un establecimiento hostelero del barrio de Contrueces. Los hechos ocurrieron la noche de Reyes. Los agentes recibieron la llamada de una vecina de la zona que había escuchado fuertes ruidos y había visto desde su ventana a un hombre vestido de oscuro saliendo de un local con un bulto en brazos.

Una patrulla policial se desplazó hasta el lugar y realizó una inspección por el entorno. Localizaron al sospechoso en la carretera del Obispo y procedieron a su detención. Según explicaron fuentes oficiales de la Comisaría de la Policía Nacional, «el individuo había utilizado la maza para fracturar la luna del bar, herramienta que fue encontrada en el interior junto con un destornillador».

Botella contra la fachada

Por otra parte, un joven de 20 años, residente en el concejo de Siero, fue arrestado por la Policía acusado de fracturar la luna de un local estrellando una botella de licor valorada en 3.000 euros. Los policías acudieron al establecimiento de Marqués de San Esteban y una vez en el lugar una de las camareras explicó que el hombre se encontraba en estado de embriaguez y empezó a insultarla, para luego coger una botella de la barra y lanzarla contra la luna exterior del local.

El joven de 20 años fue arrestado por un delito de daños. Tenía doce detenciones anteriores, todos ellos por delitos contra el patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos