Detenidos cinco ultras como autores del ataque a los clientes de un bar de Gijón

Dos imágenes del grupo de los presuntos atacantes a los clientes del pub de Cimavilla, momentos antes de acceder al local. / E. C.

Illán M. N., imputado por la agresión a Germán de julio de 2017 y con otro juicio pendiente por una paliza a otro joven, es considerado autor material de la agresión | A los otros cuatro detenidos se les acusa de desórdenes públicos

Olaya Suárez / AGencias
OLAYA SUÁREZ / AGENCIASGijón

La Policía Nacional ha detenido a cinco ultras por su presunta participación en la agresión sufrida por los clientes de un pub de Cimavilla la madrugada del domingo. A última hora de la noche de ayer eran cuatro los arrestados y pasada la medianoche el quinto, que no había sido localizado por la tarde, se personó en la Comisaría al saber que lo estaban buscando. No se descarta que a lo largo del día de hoy la cifra de arrestados aumente.

Uno de los detenidos es Illán M. N., en libertad con cargos por la agresión a Germán Fernández el pasado mes de julio y que tiene pendiente otro juicio por el ataque a un joven en Fomento. Se trata de un joven de 21 años, boxeador semiprofesional y muy conocido por las fuerzas de seguridad. A este se le considera el autor material de la agresión con un objeto metálico a un joven que trató de impedir que volvieran a acceder al local, donde previamente habían causado destrozos. Fue asistido por una brecha en la cabeza, heridas de las que «evoluciona bien».

Al resto de los arrestados, de 24, 29, 32 y 34 años y miembros del grupo 'Ultra Boys', según apuntaron ayer desde la Delegación del Gobierno, se les atribuye un delito de desórdenes públicos. La Brigada de Información de la Comisaría de Gijón trabaja para identificar a todos los responsables de la agresión (fueron diez los jóvenes que entraron en el local con objetos contundentes) que tuvo lugar en el establecimiento de la calle Óscar Olavarría en el que se celebraba una fiesta de aficionados del Unión Club Ceares, en la que también participaban hinchas del equipo Stockport County, del sur de Manchester, hermanado con el Ceares.

Varios de los testigos del violento episodio declararon en la Comisaría a lo largo del día de ayer. Relataron a los investigadores cómo ocurrieron los hechos cuando el grupo de encapuchados que presuntamente lucía simbología neonazi entró en el pub con martillos y barras de hierro. «Duró unos cinco minutos, pero nos pareció eterno, entraron y sin mediar palabra empezaron a pegarnos a todos, indiscriminadamente. Algunos de los clientes consiguieron meterse detrás de la barra y otros los empujaron para fuera hasta que los echaron a la calle», explicaron.

El grupo de agresores fue grabado por varios ciudadanos con teléfonos móviles justo momentos antes de entrar al pub. Caminaban por la calle con las capuchas de las sudaderas puestas y en actitud desafiante. Segundos después, entraban al local directamente. «Sabían a lo que iban, a quiénes se iban a encontrar», señalan los denunciantes.

La Policía Nacional considera que Illán M. N., de 21 años, agredió con una barra de hierro en la cabeza a uno de los presentes, que resultó herido y tuvo que ser atendido de las lesiones en un centro de salud. La propia víctima reconoció a su agresor, y así se lo hizo saber a los investigadores. El detenido permaneció durante todo el día de ayer en los calabozos de la Comisaría, a la espera de pasar a disposición judicial.

«Una respuesta eficaz»

El delegado del Gobierno, Mariano Marín, apuntaba ayer en el Fórum de EL COMERCIO, que las fuerzas de seguridad «trabajan para dar una respuesta inmediata y eficaz para atajar este tipo de comportamientos, que no tienen cabida en una sociedad avanzada y civilizada como la nuestra». Marín calificó de «inadmisible» lo ocurrido y apuntó a que se trata de «algo esporádico».

Entre los trabajos que se están llevando a cabo para la identificación de los agresores está el visionado de los vídeos grabados por particulares y también las imágenes de las cámaras del Ayuntamiento de Gijón, a lo que se suman los testimonios de los testigos y los trabajos previos de control policial a los grupos radicales relacionados con el fútbol.

Illán M. N, uno de los detenidos, con juicios pendientes.
Illán M. N, uno de los detenidos, con juicios pendientes. / E. C.

Las reacciones de rechazo al nuevo suceso relacionado con la violencia en torno al fútbol no se ha hecho esperar. Xixón Sí Puede exige «actuar contra la violencia organizada que tiene en el fútbol su caldo de cultivo». «Es el propio Sporting, por su bien, quien debe depurar estos grupos que generan problemas a Xixón y al club, y que nunca pueden ser los abanderados del sportinguismo ni del fútbol», señaló su portavoz, Mario Suárez. Por su parte, José María Pérez, portavoz del PSOE, consideró que los hecho son «gravísimos». «Incidentes de este calibre en ningún caso pueden obviarse y mucho menos normalizarse», aseveró.

Los grupos municipales preparan un declaración institucional que previsiblemente será respaldada por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento que se celebrará mañana. De salir adelante, sería la primera vez que la Corporación condena explícitamente los muchos incidentes protagonizados por aficionados radicales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos