Orden de alejamiento de El Molinón para 10 de los ultras detenidos por los incidentes del derbi

Los acusados, esta mañana a la salida de los juzgados de Gijón. / D. A.

El juzgado de instrucción número 4 de Gijón les imputa delitos contra la autoridad y provocar desórdenes públicos. Han quedado en libertad con cargos

O. SUÁREZ / P. LAMADRID GIJÓN.

Diez de los detenidos por los disturbios del pasado sábado en el entorno de El Molinón han sido puestos en libertad con cargos tras declarar esta mañana ante el titular del juzgado de Instrucción número 4 de Gijón. El tribunal les imputa los delitos de atentado contra la autoridad y desórdenes públicos. Además, la magistrada les ha impuesto a todos, como medida cautelar, la prohibición de acudir al estadio y de aproximarse a menos de quinientos metros, todos los días en que el Sporting juegue en El Molinón.

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación. En total han sido arrestadas doce personas, ultras del Sporting, en distintos puntos de Asturias por unos altercados que dejaron ocho policías heridos.

Más noticias

Ante lo ocurrido, el Sporting anunció ayer que los implicados en los altercados previos al derbi quede demostrada serán expulsados. Lo hizo por boca del consejero Fernando Losada, quien se mostró tajante ante la conducta del grupo de radicales que protagonizó los disturbios el pasado sábado. «Por un lado, están los juicios y luego está lo que hará el club que, con toda certeza, expulsará de El Molinón a esos seguidores que nunca van a poder volver a ver al Sporting en el estadio». Asimismo, añadió que «seguramente tampoco lo harán en ningún campo de fútbol más. No van a poder entrar en un recinto deportivo en una temporada».

Losada destacó la estrecha colaboración existente entre el Sporting y la Policía para lograr identificar a los hinchas que causaron lesiones a siete policías nacionales. El consejero hizo un relato de los hechos desde los altercados hasta la detención de los presuntos implicados en ellos ante los alumnos del colegio Laude Palacio de Granda, en Siero, donde participó en una charla organizada por la Ser para concienciar a los jóvenes de la necesidad de luchar contra la discriminación y el racismo en el fútbol español. En declaraciones a esta cadena radiofónica, Losada destacó que todos los clubes de la Liga están de acuerdo en abanderar la tolerancia cero en el deporte.

Para ello, llevan a cabo medidas a lo largo de toda la temporada. Una de las más destacadas es el acceso al campo mediante la huella dactilar para los abonados del fondo sur, medida que impuso la Liga hace dos años «para tener un control exhaustivo de la grada de animación». Gracias a este sistema, el club sabe «qué personas han estado en el derbi exactamente». También hizo referencia Losada a otras resoluciones adoptadas para frenar las conductas violentas, como la eliminación de las oficinas de los ultras en el estadio y la prohibición a éstos de acceder al campo cuando no se está disputando un partido». Apuntó que se podrían hacer más progresos, pero subrayó que el club trabaja en esta problemática. «Se esta avanzando mucho», añadió. Losada lamentó que se produjeran estos altercados, pero quiso dejar claro que son «pocos los partidos en los que encontramos líos como el del otro día, aunque lo lógico es que no ocurriera en ninguno». Además, indicó que «los hechos ocurrieron fuera del campo» y la responsabilidad del club «está dentro» del estadio.

El club emitió ayer un comunicado institucional sobre el enfrentamiento entre los ultras y la Policía Nacional. «El Real Sporting quiere mostrar su rechazo y condena a cualquier acto violento, ofensa, falta de respeto o muestra de intolerancia que pudiera afectar a los valores esenciales que deben imperar en nuestra sociedad y en la celebración de cualquier evento deportivo». También incidió en que, al igual que la Policía está aplicando la normativa vigente, el club «procederá como establece al efecto al Reglamento de Régimen Interno».

Asimismo, agradeció a la afición local y a la visitante que, «dentro de El Molinón y con más de 27.500 espectadores en su interior, no se registrara incidente alguno en los accesos, en el propio estadio y su graderío, incluso en la zona de ubicación de la afición visitante o en otras donde deportivamente se mezclaban sentimientos de distinto color».

Fotos

Vídeos