Los gitanos demandan una mayor protección social

Varias jóvenes posan en el Pueblo de Asturias junto a un cartel contra la segregación escolar. / UCHA
Varias jóvenes posan en el Pueblo de Asturias junto a un cartel contra la segregación escolar. / UCHA

Romaníes de toda Asturias acudieron a la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano, donde no faltó el flamenco y la juerga

P. SUÁREZ GIJÓN.

Como cada 8 de abril, las entidades gitanas de Asturias se reunieron en el Pueblo de Asturias para celebrar el Día Internacional del Pueblo Gitano. Una fecha que recuerda el Congreso Mundial gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyeron la bandera y el himno gitanos, símbolos de una identidad con una historia y cultura propia. «El de hoy es un día para reivindicarnos como pueblo», afirmó Víctor García, el director territorial de la Fundación Secretariado Gitano en Asturias.

La jornada comenzó con la lectura de un comunicado escrito en común por diferentes asociaciones gitanas y leído por la joven Carmen Pinto, en el que se reclamó mayor protección y reconocimiento hacia este grupo social. «A pesar de los avances sociales que se han dado recientemente, gran parte de la sociedad gitana sigue viviendo situaciones de vida muy complicadas», afirmó a la vez que también ponía la mira en la clase política a la que realizaba una petición muy clara. «Somos el grupo social que más rechazo vive, por lo que necesitamos políticas que nos defiendan y promuevan los derechos de las minorías», pidió.

A través de este manifiesto, el pueblo gitano también quiso poner en valor «el peso y la riqueza» de su cultura. «La identidad gitana debe ser reconocida institucionalmente. La diversidad cultural siempre aporta», afirmaron.

Una vez leído el manifiesto, al que prestaron mucha atención tanto jóvenes como adultos, los asistentes cantaron al unísono el 'Gelem, Gelem' (en romaní 'Anduve, anduve'), reconocido de manera internacional como el himno oficial del pueblo gitano con el fin de unificar a las comunidades gitanas dispersas por todo el planeta.

Fiesta flamenca

Uno de los momentos más emotivos del día fue el protagonizado por Adela García, de la Asociación Gitana de Gijón, quien en un improvisado discurso instó a los jóvenes gitanos a formarse y crecer como pueblo. «Sin educación no hay formación. Os pido que dediquéis tiempo a estudiar que es lo importante», dijo a la vez que confesaba el orgullo que sentía por su condición de gitana. «Aquí tenéis a una mujer gitana orgullosa. La cultura siempre enriquece, y nosotros somos parte de la historia de España», afirmó jaleada por los asistentes.

Tras un parón para comer, la fiesta continuó con una juerga flamenca amenizada por varios grupos de flamenco-pop, mientras los más pequeños disfrutaban de un taller sobre juegos con chapas. «Ya veréis como con nada hacemos una juerga», avisó García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos