Diez meses para un agresor sexual reincidente

Un joven de 19 años fue nuevamente condenado ayer por una agresión sexual cometida en Gijón. Reconoció los hechos que tuvieron lugar el 16 de julio de 2016 en la calla Álava, de Pumarín. Defendido por el letrado Manuel Javier López, aceptó la pena de diez meses de prisión, dos años de libertad vigilada y el abono de una indemnización de 1.500 euros por los daños morales ocasionados a la víctima, una mujer de 43 años.

El día de autos, el joven le tocó los genitales cuando la víctima se disponía a entrar a un portal y le mostró el pene. Está en prisión cumpliendo condena por otras tres agresiones sexuales cometidas cuando ya era mayor de edad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos