Los directores del Máster en Transporte destacan su «alta tasa de empleabilidad»

Los alumnos atienden las explicaciones de Gloria Aza, una de las codirectoras del máster. / P. CITOULA

22 alumnos de toda España inician un postgrado que les abrirá la puerta de un sector con «escasez de profesionales y mucha movilidad»

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

Un total de 22 jóvenes, de diversa formación académica, iniciaron ayer en la Facultad Jovellanos la decimoséptima edición del Máster en Transporte y Gestión Logística. Se trata de uno de los mejores programas de postgrado de su especialidad en todo el país, como demuestra el hecho de que buena parte del alumnado proceda de fuera de Asturias. Es el caso de Pablo Abril, un vallisoletano graduado en Comercio internacional por la Universidad de León que, tras dos años de idas y venidas en un mercado laboral inestable, recala en Gijón atraído por la buena fama y la «organización» del máster. Galicia o Madrid son otras de las comunidades de las que proceden algunos de los alumnos que confían en que estos estudios de postgrado se conviertan en su vía de entrada al mercado laboral.

De momento, las impresiones que recibieron ayer de los codirectores del máster -Gloria Aza, José Manuel Montes y José Francisco Baños- y de quien, hace diecisiete años, fue su fundadora y hoy se mantiene en el plantel de profesores, Rosa Aza, así lo certifican.

Todos ellos hablaron de la excelente reputación que se han ido granjeando estos estudios -«es uno de los activos más valiosos que tenemos y queremos preservar», manifestó José Manuel Montes- y que se traduce, por un lado, en una gran demanda de alumnos en prácticas por parte de las empresas y, por otro, en una «elevada tasa de empleabilidad» entre quienes finalizan los dos cursos de máster. El de la logística y el transporte es un mundo en el que «hay escasez de profesionales y mucha movilidad», constató Rosa Aza.

Los estudios constan de cuatro trimestres lectivos y seis meses de prácticas en empresas

El buen hacer de los exalumnos -los que ahora incluso ocupan puestos de responsabilidad en compañías del sector, es una de las razones del prestigio del máster, apuntaron sus responsables.

Otra, no menos importante, es el profesorado. «Vais a tener unos profesores de lujo», destacó Montes. Entre ellos, varios directores generales de empresas y de la Administración Pública. «Algo que tienen muy difícil de replicar en otros máster», presumió. El personal externo, expertos y profesionales, supone prácticamente el 75% del profesorado. De ahí que no cayera en saco roto la recomendación de Gloria Aza de implicarse lo máximo posible en las clases, ser puntuales y no perderse una sola sesión. «Algunos de vuestros profesores pueden ser vuestros próximos empleadores. Os estarán dando clase y os estarán examinando», les advirtió.

El máster, con una duración de dos años, se distribuye entre cuatro trimestres lectivos -las clases comenzaron ayer por la tarde- y seis meses de prácticas en empresas.

La asistencia a clase es obligatoria, un requisito que se encargó de subrayar Gloria Aza porque de él depende la ayuda que anualmente les concede el Ministerio de Fomento. El máster también cuenta con apoyos de la Autoridad Portuaria de Avilés, la Consejería de Hacienda y Sector Público y el Ayuntamiento de Gijón, en forma de becas.

El decano y profesor de Economía en el máster, Levi Pérez, animó a los 22 jóvenes que inician el postgrado -siete de ellos, chicas- a «sentirse parte del centro» como el resto de alumnos de grado de la Facultad Jovellanos.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos