La disolución de Astur Promotora deja en el aire el proyecto de la Ería del Piles

Gráfico

Foro, PSOE y Ciudadanos confían en que otros promotores se hagan cargo del complejo de ocio y Xixón Sí Puede pide revisar la actuación

MARCOS MORO GIJÓN.

Llevaba en concurso necesario de acreedores desde noviembre de 2016 y un juez de Burgos ha decretado esta misma semana su disolución al no presentar en plazo una propuesta de convenio para pagar a sus acreedores. Se trata de Astur Promotora, la empresa que llevaba doce años tratando desarrollar un complejo comercial, hotelero y de ocio en terrenos de la Ería del Piles (primero UA-100 y actualmente PERI-100). Además de las fincas en esa parte de la fachada marítima, la empresa en liquidación tiene bolsas de suelo repartidas por toda Asturias para construir casi 2.000 viviendas.

Tras esta decisión judicial, tanto las parcelas de la Ería del Piles como el resto de bienes que pertenecían a Astur Promotora quedan en manos del administrador concursal, Leopoldo Ernesto López Máñez, de la entidad AEB Concursal Trustee. Esta persona será la encargada de diseñar el plan de liquidación de la promotora y de decidir, por tanto, cómo tienen que venderse esos activos inmobiliarios.

Fincas tasadas en 3,1 millones

La empresa depositó hace una semana el aval de 93.000 euros para seguir con la tramitación

Las fincas de la Ería del Piles, según el informe del administrador concursal, están valoradas en 3,1 millones de euros y pesan sobre ellas cargas por 54,30 millones (30,98 de deuda por préstamos hipotecarios con el Banco Sabadell y el Sareb; y 28,92 millones de embargos de Hacienda y 0,92 millones de un embargo de Liberbank).

La disolución de Astur Promotora introduce nuevas incertidumbres al desarrollo de esos terrenos a través del plan especial que fue aprobado de forma definitiva por el Pleno el 1 de agosto con los apoyos de Foro, PSOE y C's. El PP se abstuvo y Xixón Sí Puede e IU votaron en contra. El proyecto comercial y de ocio queda en el aire a la espera de que sea asumido por otra empresa del grupo del que forma parte Astur Promotora o que un tercero adquiera unas fincas que podrían venderse ahora a un precio muy inferior al que fueron compradas en su día.

Como garantía del cumplimiento de sus compromisos, la empresa ahora en proceso de disolución por orden judicial depositó hace una semana en el Ayuntamiento un aval de 93.000 euros. Una fianza equivalente al 6% de los costes de urbanización del ámbito. De esta forma el acuerdo plenario del 1 de agosto se podrá publicar en el BOPA y si llega un nuevo inversor se encontrará con todo el camino allanado para seguir con la tramitación.

Ante esta previsible situación, los tres grupos municipales que apoyaron el desarrollo urbanístico en la Ería del Piles confían en que otra empresa con solvencia económica pueda recoger el testigo de Astur Promotora y urbanizar ese degradado entorno. Así lo desea el portavoz del gobierno local, Fernando Couto, quien considera que «se debe separar la parte empresarial y la urbanística». «Se ha depositado una fianza de 93.000 euros. Si no es esta empresa, vendrá otra que se encontrará con ese suelo, que es lo suficientemente atractivo, calificado urbanísticamente para unos determinados usos», aventuró.

La tesis vecinal

La edil socialista Begoña Fernández también defendió que urbanísticamente se debe facilitar el desarrollo de esos terrenos para hacer ciudad. «Es un suelo urbano que debe ser objeto de ordenación, con edificaciones moderadas y con grandes espacios públicos», afirmó. «La noticia de la quiebra de Astur Promotora no es buena, pero en estas circunstancias lo que debemos desear es que otros promotores puedan hacerse cargo del proyecto», agregó.

José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de Ciudadanos, remarcó que cuando se aprobó el PERI-100 este verano «tanto los informes jurídicos como el del administrador concursal eran favorables». En todo caso, expresó su confianza en que este revés «no afecte y se pueda tomar una solución por parte de administrador concursal lo más rápida posible, pues estamos hablando de un entorno muy importante que lleva mucho tiempo descuidado a la espera de un proyecto de viabilidad».

El edil de Xixón Sí Puede David Alonso considera que el fracaso empresarial abre la vía para revisar la actuación privada prevista en ese ámbito, que tanto su grupo como IU califican de «mamotreto».

El portavoz de los propietarios minoritarios de la Ería, Julio Quirós, sostiene que la disolución de Astur promotora «en la práctica debería producir la anulación de las actuaciones». «Al desaparecer la empresa promotora es imposible materialmente que se realice desarrollo alguno», anotó.

Fotos

Vídeos