Divertia alega que Inspección de Trabajo no es competente en el caso del Botánico

Centra su defensa contra la propuesta de sanción en que no existía vinculación laboral con Álvaro Bueno, hasta hace unos meses el conservador del Jardín

IVÁN VILLAR GIJÓN.

«La Inspección de Trabajo no es competente para conocer del presente asunto, en cuanto excede de las competencias que tiene legalmente atribuidas». Es el eje principal de las alegaciones presentadas por Divertia contra el informe de este organismo en el que se proponía sancionar a la empresa municipal por «vulnerar la dignidad» de Álvaro Bueno, hasta hace unos meses conservador de las colecciones del Botánico.

En el escrito remitido como respuesta al acta de infracción, se advierte de que Inspección de Trabajo «está penetrando en un terreno que le está vedado» por dos razones. La primera, porque «aborda cuestiones relativas al desarrollo de un convenio de colaboración entre dos entidades que forman parte del sector público (Ayuntamiento y Universidad de Oviedo) y que regula el otorgamiento de una subvención». Divertia entiende que cualquier pronunciamiento relacionado con la decisión de renovar o no ese convenio «está reservado a los órganos jurisdiccionales» y acusa por ello al ente de «invadir materia ajena» y «usurpar funciones de enjuiciamiento que corresponden únicamente a los tribunales de Justicia». Añade que «no puede sostenerse, con un mínimo de seriedad, que por el mero hecho de que Álvaro Bueno haya obtenido por concurso una plaza en la Universidad el Ayuntamiento de Gijón se vea obligado a mantener un vínculo obligacional con esa institución».

La segunda cuestión que lleva a la empresa municipal a decir que con la propuesta de sanción «se ha producido una manifiesta desviación de poder» es el hecho de que «entre Álvaro Bueno y Divertia no existe relación laboral alguna», sino que forma parte del personal de la Universidad de Oviedo. «Es curioso que un acta tan extensa en cuanto a los hechos como raquítica en cuanto a la fundamentación jurídica carezca no ya tan solo de un párrafo o una línea, sino de una letra que justifique las atribuciones en base a las cuales actúa la Inspección de Trabajo, dado que no se enfrenta a normas laborales sino a la presunta vulneración del derecho al honor de una persona».

Saltando barreras

En su escrito de alegaciones, el abogado de Divertia bromea con que «jamás una resolución administrativa se ha hecho tan merecedora de reclamar para sí la divisa que en 'La venganza de Don Mendo' colocaba el rey Alfonso VII en el escudo nobiliario del Duque de Toro: 'No hay barreras para mí, pues si las hay, las salto'».

Además de estas cuestiones relativas a la competencia, la empresa municipal critica que el informe de inspección «silencie hechos de suma relevancia» como las «manifestaciones despectivas» de Bueno hacia personal del Botánico o que «acusara públicamente a dos trabajadores, sin pruebas, de haberle acosado laboralmente». También reprocha que en la narración de los hechos la redactora del acta «haga juicios de valor e incluso adivinatorios, que no proceden».

Fotos

Vídeos