Doce años en el fondo del mar

La doctora María Jesús Fanjul, con su carnet del Colegio Oficial de Médicos de Asturias, recuperado tras doce años en el mar.
La doctora María Jesús Fanjul, con su carnet del Colegio Oficial de Médicos de Asturias, recuperado tras doce años en el mar. / PALOMA UCHA

Una doctora recupera bajo las aguas de Poniente el carnet del Colegio de Médicos que le robaron del bolso en 2005

CHELO TUYA GIJÓN.

«María Jesús, hemos recuperado tu carnet». «Imposible, si lo tengo aquí, en mi cartera». «Pues ha aparecido en el fondo del mar».

María Jesús Fanjul, licenciada en Medicina en 1992, doctora adscrita al Centro Comunitaria de Transfusiones, no daba crédito a lo que estaba escuchando. Desde el Colegio de Médicos de Asturias le insistían en que el documento que acredita que es la colegiada número 3308363, todavía olía a mar.

«Hasta que caí en la cuenta de que me hablaban del que me robaron». Aunque esa certeza todavía la llenó de mayor confusión. «¡Si eso pasó en invierno de 2005!».

Hace doce años, en una noche «de las de antes, de baile y música, de dejar el bolso con tu cazadora encima y no preocuparte», cuando fue a sacar dinero para pagar «me encontré con que me lo habían abierto y se habían llevado el monedero y la cartera». Con ellos el dinero y toda su documentación. «Me dio mucha pena, sobre todo por la cartera, de la marca Acosta, que me acababa de regalar mi madre. De lo demás, no apareció nada». Hasta el pasado 11 de julio.

Ese día una bañista localizó, bajo el mar, lo que parecía ser un teléfono móvil de color blanco. Tras varias incursiones a pleno pulmón, logró agarrar el objeto para descubrir que se trataba de un carnet. «El mío, no me puedo creer que lleve doce años bajo el mar. ¡Está perfecto!».

De hecho, tiene la misma caducidad que el que todavía porta, 2010 «debería renovarlo», sonríe, y está en mejor estado que su sustituto. «Se nota que el plástico que utiliza el Colegio de Médicos es potente», bromea, mientras insiste en la incredulidad. «Debieron tirarlo al agua nada más robármelo... Pero que haya aparecido en esa zona y tan bien...»

La persona que lo encontró buscó por el entorno del pedrero otros objetos similares. «Me dijo que pensó, al ver el carnet tan bien, que el robo había sido ese día, así que buceó para buscar más documentación o el bolso en el que iba».

Pero la nadadora no encontró por las inmediaciones más que una bolsa de un supermercado y un palo de escoba roto. Nada propiedad de María Jesús Fanjul. «Mío solo es el carnet», confesó entre risas.

Fotos

Vídeos