Las Dominicas hace historia

Alumnos de Infantil ante un mural con pinturas rupestres. / J. PETEIRO
Alumnos de Infantil ante un mural con pinturas rupestres. / J. PETEIRO

Los alumnos abren un museo en el colegio con objetos elaborados tras investigar las épocas de la Humanidad

ELENA RODRÍGUEZ GIJÓN.

En febrero, llegar al aula era toda una sorpresa para los alumnos del colegio Virgen Mediadora (dominicas). Encima de su pupitre, se encontraban fotografías de un hueso, un papiro, un pergamino con números romanos, una vidriera, una máscara veneciana, un ferrocarril... La intención de la dirección y el profesorado era motivar a lo estudiantes, desde Infantil hasta Secundaria en el aprendizaje de las distintas etapas de la Historia: la Prehistoria, la Época Clásica, la Edad Media, la Moderna y la Contemporánea. Y para ello -pensaron- nada mejor que los niños aprendan haciendo, siendo partícipes de su proceso de aprendizaje. Éste fue el germen del proyecto 'AdmirARTE', según explica la profesora de tercero de Primaria Raquel García.

Días después, valiéndose de un mapa, los alumnos desenterraron un baúl que contenía los objetos que aparecían en las fotografías y un pergamino encriptado en el que, descrifrado el mensaje, se podía leer: 'Salvad nuestro patrimonio'. Con el fin de cumplir con este objetivo, los estudiantes investigaron acerca de éstos y otros objetos para elaborar los suyos propios y abrir un museo que ayer fue visitado por sus compañeros y familias. Los visitantes se encontraron con un museo de lo más real, con sus guías, cámaras de vigilancia, libro de visitas, yincanas para niños... gracias al trabajo de los alumnos de sexto de Primaria y Secundaria.

Una vez dentro, distribuidos por plantas, los estudiantes se afanaban en mostrar lo que habían aprendido y que recogían en fichas en español e inglés. Detrás del expositor de construcciones megalíticas hechas con plastilina, cola y forespan, estaba Paula Méndez, de primero de la ESO. «Además de trabajar en grupo, hemos aprendido cómo estaban construidas y qué significaban. Es otra forma de aprender distinta al libro», afirmaba. Próxima a ella estaba Lucía Caballero, quien enseñaba una serie de lanzas: las talladas en madera; las de silex, «que ofrecen más posibilidades para la caza», y la hoguera, con la que han descubierto que la proteína de la carne cocinada hizo que el cerebro del hombre comenzara a desarrollarse.

Vestido de dioses griegos, el grupo de Raúl Fernández y Andrea Flórez expuso la genealogía de la divina Hestia, mientras en los expositores de la Edad Media se podía ver una recreación de Santa María del Naranco en cartón o un códice con papel de embalar, acompañado de powerpoints que explicaban la música de la época.

Para la expresión oral

Ciudades industriales a pequeña escala, inventos para obtener carbón, un pico y un martillo; latas llenas de agua que al calentarse mueven una hélice con el vapor generado o una representación del Taj Majal hecha con globos, papel de periódico y cola se distribuían en el estand de la Edad Moderna. Y en el de la Edad Contemporánea, réplicas del Big Ben, la torre Eiffel y cuadros de Monet, Cézanne y esculturas de Rodin, entre otros muchos artistas.

Dentro de este trabajo por proyectos, el profesorado tiene en cuenta la labor en equipo, la investigación y la creatividad, pero también -como explicaba la coordinadora de Secundaria Elena Casais- la expresión oral, pues los de sexto de Primaria y Secundaria han tenido que exponer sus trabajos en diferentes asignaturas, como Ciencias Sociales y Lengua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos