«No hay dudas de que el autor de la muerte de Sonia fue 'Makelele'», apunta la Policía

Uno de los policías que declaró hoy en el juicio. /DAMIÁN ARIENZA.
Uno de los policías que declaró hoy en el juicio. / DAMIÁN ARIENZA.

El responsable de la investigación ha declarado ante el juez en la tercera jornada del juicio a Abdou Ndiaye

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

'Makelele' cayó en varias contradicciones durante la ardua investigación llevada a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UEDV) de la Policía Nacional tras el crimen de Sonia Meléndez Mitre. El sospechoso aseguró no haber estado en el domicilio de la víctima en El Lauredal y las antenas de telefonía lo ubicaron en el barrio durante más de media hora, la misma en la que el ciudadano senegalés aseguró que se encontraba en La Ruta de los Vinos. Otra de las incongruencias que apreciaron fue que negó haberse cambiado a lo largo del día, un extremo que se comprobó ser falso tras las declaraciones de varios testigos y las grabaciones de la zona cercana a la vinatería de la víctima, que lo recogieron caminando vestido con un pantalón de chándal y una camiseta, “algo muy inusual en él, que siempre vestía de forma impoluta”, declararon los testigos.

En contexto

Los agentes que llevaron a cabo la investigación prestaron hoy testimonio en la tercera sesión del juicio con jurado popular que se celebra en la Sección Octava de la Audiencia Provincial. En una narración pormenorizada, el inspector que instruyó las diligencias contó cómo tomaron declaración “en calidad del testigo al ahora procesado horas después de hallar el cadáver”. “En ese momento aseguró que no había estado en casa de la víctima y que había quedado con ella por la tarde para arreglar un papeleo, algo que no pudo demostrar”, señaló. “Policialmente el caso está resuelto y todas las pruebas llevan a él como único implicado”, apuntó tajante el instructor. El policía explicó también como pudieron comprobar que las semanas previas al crimen el propio Abdou Ndiaye, ‘Makelele’, había difundido la versión entre conocidos, familiares, clientes de la víctima y compañeros de hostelería de la zona, que Sonia tenía “problemas con un grupo de gitanos gallegos que la perseguían”.

Llegó a enviar al tío de la fallecida un mensaje con la foto de un reloj que supuestamente le habían entregado esas personas al pedirle información sobre la dirección de Sonia. Ese reloj fue encontrado durante la inspección realizada en el piso de la hostelera fallecida.

El cadáver fue encontrado vestido en una de las habitaciones. “El cuarto estaba un poco desorganizado, con muebles movidos y algún objeto tirado en el suelo”, manifestaron los policías. Entre esos objetos se encontraba una nota en la que se podía leer: “Mucho tiempo detrás de ti y de tu negro”, que los peritos caligráficos atribuyeron luego al acusado. Entre los rastros de ADN que aparecieron en la vivienda de Sonia Meléndez Mitre se encontraban los del procesado, de los familiares de la víctima, de dos montadores de armarios y de una prostituta con la que ‘Makelele’ había estado en Oviedo un día antes del violento episodio que acabó con la vida de la hostelera de 48 años.

El juicio continúa mañana con la declaración de peritos y las pruebas periciales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos