Los ecologistas presionan en Bruselas en busca de nuevas medidas por la calidad del aire

Integrantes de Asturies por un Aire Sano, momentos antes de comenzar el viaje desde El Arbeyal. / ARIENZA

Una delegación de 25 vecinos de la región se reúne hoy con varios eurodiputados con la intención de conseguir compromisos estables

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Animados y con muchas ganas de hacer ruido, 25 vecinos asturianos se reunieron ayer en las inmediaciones de la playa de El Arbeyal para comenzar un viaje que llevan mucho tiempo preparando. El destino, Bruselas. Y el objetivo, tratar de poner en la agenda europea el problema de la contaminación atmosférica en el Principado, una reivindicación que ha ido cogiendo fuerza con el paso de los meses culminando en la manifestación del pasado domingo.

La delegación, que se desplazó en la mañana de ayer hasta Santander para coger el vuelo hacia la capital belga, está compuesta por miembros de Asturies por un Aire Sano, una de las plataformas ciudadanas más combativas en materia medioambiental de la región. Según los organizadores del viaje, el objetivo es claro: dar visibilidad a los altos niveles de contaminación registrados en el núcleo central de la región y, sobre todo, arrancar compromisos tangibles a los parlamentarios de la Unión Europea.

«Estamos muy animados y con las pilas muy cargadas después de la movilización del pasado domingo. Fue una respuesta muy contundente por parte de la sociedad, que considera que los cambios medioambientales y contra la contaminación tienen que estar en la agenda política», resume el presidente vecinal y, además, portavoz de la plataforma ecologista, Adrián Arias.

La jornada de la delegación asturiana estará marcada hoy por los encuentros con los representantes europeos. Así, a primera hora de la mañana, tendrá lugar una reunión con dos integrantes de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo. En ella, los integrantes de la plataforma ecologista expondrán un dossier en el que han recogido «denuncias, casos registrados, fotografías» y, en general, documentos que acreditan el problema medioambiental que afecta al Principado.

A renglón seguido mantendrán un encuentro con varios eurodiputados, en el que también les presentarán distintos casos recogidos en Gijón, Trubia, Carreño, Gozón y Oviedo. «Buscamos que se conozca el problema grave que hay con la contaminación en Asturias, sobre todo en la zona central, y, por otra parte, que se comprometan. Son representantes públicos a los que pagamos y votamos y les pedimos la protección de la salud de los vecinos», aseveró Arias.

Pero, ¿por qué a Bruselas? La posición de la plataforma es clara. Una vez agotada la vía local, regional y estatal -esta última a través del Defensor del Pueblo, que ya ha registrado varias denuncias- «solo queda Europa». Una instancia que, además, se ha mostrado especialmente «permeable» con las reivindicaciones medioambientales en otros países.

Posibilidad de sanciones

En este sentido, la Unión Europea ya ha tramitado algunas sanciones por «incumplimiento sistemático» de los niveles de contaminación. A España, de hecho, ya se le abrió un expediente sancionador por la contaminación en varios puntos de la península. Entre ellas, la bahía de Gijón. «Sabemos que puede molestar que estos temas se lleven a la Unión Europea, porque entendemos que a los gobiernos no les gusta que les tiren de las orejas, pero entendemos que en este momento es necesario ir más allá», sintetizan desde la plataforma.

Héctor Piernavieja, diputado autonómico de Podemos, es el único político que se ha ofrecido a acompañar a la comitiva vecinal. A ojos del diputado, estas acciones son necesarias para poner en conocimiento de los dirigentes comunitarios «la realidad que estamos sufriendo en Asturias y cuyos principales afectados son quienes la viven cotidianamente».

Piernavieja, asimismo, también acudirá a Bruselas con la intención de recabar información sobre el expediente sancionador abierto a España y respecto a la experiencia de otras regiones de Europa a la hora de bajar sensiblemente los niveles de contaminación. «En otros países, tras las sanciones se tomaron nuevas medidas. Esperemos que aquí no tengamos que llagar a ese punto», aseveró. El Gobierno regional, a su juicio, parecía haber dado un cambio de rumbo en materia medioambiental con la llegada de Fernando Lastra a la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente, aunque ahora «ya se está reculando y minimizando un problema que consideramos de primer orden».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos