La decisión sobre los futuros usos de Tabacalera se retrasa hasta el verano

Representantes de colectivos ciudadanos, en la presentación de la propuesta del plan de usos.
Representantes de colectivos ciudadanos, en la presentación de la propuesta del plan de usos. / DANIEL MORA

El gobierno local esperará a que concluya en mayo la elaboración del Plan de Acción Local, que marcará la hoja de ruta para reactivar el edificio

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

La decisión política sobre los futuros usos de Tabacalera se retrasará como mínimo hasta el verano. El equipo de gobierno no quiere dar pasos en falso con este asunto y no se siente «presionado» por la presentación el pasado sábado de la propuesta de usos y gestión por parte de los principales colectivos ciudadanos vinculados a Cimavilla.

Las dos concejalías implicadas en el desarrollo del proyecto para recuperar el histórico edificio -Cultura y Bienestar Social y Participación Ciudadana- más el Centro Municipal de Empresas esperarán a conocer en mayo las conclusiones del Plan de Acción Local Urbact vinculado al proyecto '2nd Chance: Waking Up the sleeping giants' que trasciende el ámbito de Cimavilla. En la elaboración de dicho Plan de Acción Local están involucrados los mismos colectivos de la sociedad civil que defienden crear una cooperativa cultural para gestionar el complejo de Tabacalera. Estas entidades aseguran que llevarán a este otro foro de debate y participación ciudadana las mismas aportaciones que presentaron el sábado en la plaza de Arturo Arias.

Ese documento fijará la hoja de ruta para la reactivación del edificio con el objetivo de darle una segunda oportunidad como centro de dinamización social, cultural y económico. La idea es que lo que se proponga para Tabacalera -que contará con el sello del programa europeo Urbact, en el que se enmarca el proyecto- irradie al barrio de Cimavilla y al resto de la ciudad.

La oposición alaba el trabajo y unidad de la sociedad civil, pero duda de algunas propuestas

El primer borrador de ese Plan de Acción Local por el que espera el gobierno local de Foro para tomar una decisión definitiva sobre los usos de Tabacalera se presentará esta tarde en la sede de la asociación de vecinos de Cimavilla. Será en el transcurso de la séptima reunión en plenario del Grupo de Apoyo Local que desde mayo de 2016 trabaja en la definición de esta segunda oportunidad para el edificio de Tabacalera.

El equipo de gobierno considera que hay otro factor que «da margen» para no precipitarse con la definición de los usos. Se trata de los retrasos que se están produciendo en la obra de consolidación estructural del edificio, por la continua aparición de hallazgos arqueológicos en el solar que obligan a variar el plan de trabajo con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Principado.

«El papel lo aguanta todo»

Fuentes del gobierno local apuntan que «el papel lo aguanta todo» y que tan importante como definir los usos es estudiar la viabilidad económica del futuro equipamiento y analizar cómo se puede financiar la cuantiosa inversión que resta aún para completar su reforma. En este momento el Ayuntamiento tiene comprometidos financieramente 6,1 millones de euros vinculados al proyecto de Tabacalera, de los que ya ha abonado 4,1 millones a la contrata e investigadores de los estudios arqueológicos.

La decisión final que se adopte sobre los usos traerá consigo un modificado del proyecto de adecuación del complejo de Tabacalera que redactó en 2012 el equipo de arquitectos de Román Villasana y que tenía un presupuesto global de 19,6 millones.

La oposición municipal alaba el trabajo realizado por el movimiento civil de Cimavilla, que ha hablado con una voz unitaria y condensado sus ideas en una propuesta de plan de usos y gestión, si bien duda y es escéptica con algunas de sus aportaciones como el encaje real de un modelo cooperativo. PP y Ciudadanos ven con buenos ojos la idea de que la gestión de este centro se base en la colaboración público-privada y que se busque generar empleo y riqueza para la ciudad. Xixón Sí Puede es el grupo que más coincide con el planteamiento de las entidades civiles y está seguro de que podrá «transaccionar» con sus iniciativas.

Desde el grupo morado, el edil Orlando Fernández reclama a Foro «una propuesta sin ambigüedades para su debate municipal. O proponen un Museo de Bellas Artes o se comprometen a respetar las conclusiones del proceso participativo contrarias a ese uso».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos