SOS Cimavilla tilda de «Frankenstein» los usos propuestos para Tabacalera

Participantes, el sábado, en el acto en la plaza de Arturo Arias.
Participantes, el sábado, en el acto en la plaza de Arturo Arias. / D. MORA

Considera que «no son sostenibles a corto ni a medio plazo» y lamenta su exclusión, la de la AMPA del Honesto Batalón y la Fundación Alvargonzález

M. MORO GIJÓN.

SOS Cimavilla, plataforma vecinal que surgió para luchar contra las molestias que la movida nocturna genera en el barrio alto, lamenta que en la propuesta de usos y gestión para Tabacalera presentada el sábado por una variedad de colectivos vinculados a Cimavilla no se hayan tenido en cuenta sus propuestas ni las aportaciones de la AMPA del Colegio Honesto Batalón, ni la opinión de la Fundación Alvargonzález. Este déficit, en opinión de la plataforma, ha impedido que «todas las fuerzas vivas del barrio tuvieran voz y voto en un documento de esta naturaleza».

La plataforma también expone sus reservas a una propuesta de gestión colectiva por parte de «unas personas que plantean actividades culturales en Tabacalera iguales a las que realizaban en Laboral Centro de Arte o que parecen apropiarse de ideas colectivas para que solo se puedan desarrollar si están bajo su control directo, caso de Les Cigarreres o la realización de graffitis en Cimavilla». «Esperamos -añadieron- que esa gestión colectiva no se traduzca en un filtro entre amistades y no amistades de quien pueda hacer o cobrar por hacer en Tabacalera, o un bloqueo a toda iniciativa que no sea de estos colectivos (Plataforma Tabacalera, Asociación de Vecinos Gigia, Sociedad de Festejos de Cimavilla y la Asociación de Hosteleros de Cimavilla)», señalan.

Los usos propuestos por estos colectivos son calificados de «Frankenstein de ideas que se han intentado agrupar bajo una paraguas que sirva para dar cobijo a las propuestas de los colectivos presentes y consiga el visto bueno de la iniciativa europea 'Second Chance' en donde la ciudad la representa la Plataforma Tabacalera».

Sobre los usos propuestos SOS Cimavilla afirma que «ni nos gustan ni nos dejan de gustar, pero lo que es ineludible es que no son sostenibles financieramente a corto, ni a medio plazo como debería ser algo pagado con dinero público y que se pretende dejar en manos privadas».

En lo que coincide con los colectivos que presentaron su propuesta en la plaza de Arturo Arias es en criticar que «es una aberración que el Ayuntamiento inicie y continúe obras de un edificio sin saber qué necesidades va a cubrir». Este ente propuso en su día para Tabacalera un centro municipal integrado, un centro de salud o dispensario; una escuela infantil, colegio o instituto y una Casa de Sidra.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos