Elena Marañón: «La calidad del aire es buena, hay que huir del alarmismo»

Elena Marañón, en el Foro de Sostenibilidad. / AURELIO FLÓREZ
Elena Marañón, en el Foro de Sostenibilidad. / AURELIO FLÓREZ

La directora general de Prevención y Control Ambiental destaca que en los últimos diez años «la mejora ha sido muy grande» en toda la región

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Salvo algún día «puntual» de dispersión no adecuada de contaminantes, la calidad del aire en Gijón, y en Asturias, es «buena». Así lo aseguró la directora general de Prevención y Control Ambiental del Principado, Elena Marañón, que acudió ayer a la clausura del Foro de Sostenibilidad y Medio Ambiente organizado por la Cámara de Comercio de Gijón.

«Reconocemos que hay que seguir mejorando, pero huyendo de un alarmismo que no conduce a nada», remarcó. Durante su intervención presentó el Informe de Calidad del Aire en Asturias 2016, un estudio que dice, añadió Marañón, en que «la mejoría ha sido muy grande en los últimos diez años, demostrando que en partículas en suspensión estamos en algunos niveles muy bajos y en los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS)».

Para combatir los principales focos de emisión -Avilés, Gijón y Trubia-, la directora general aludió a una revisión de los planes de actuación puestos en marcha en 2014. «En algunas zonas puntuales todavía hay que mejorar, así que seguiremos implementando medidas hasta finales de 2019», explicó. En el caso de la zona oeste de Gijón, el problema se evidencia con la presencia de polvo negro, visible y sedimentario a diferencia de las partículas en suspensión y otros contaminantes. «Son partículas mayores de las 10 micras y, por tanto, no están en la normativa. No obstante, el Principado tiene puestos cinco captadores y va a poner otros tres para hacer un seguimiento», detalló.

Respecto a las elevadas emisiones de benceno en Trubia, denunciadas por colectivos ecologistas en abril, Marañón destaca que el plan de acción ya se ha puesto en marcha en coordinación con las empresas y que la incidencia del contaminante ha «bajado considerablemente». Para la obtención de los datos del informe se acudió a los registros de las 22 estaciones automáticas repartidas por toda la región junto a las 46 estaciones de empresa situados en la industria.

Diplomas

El acto, además, sirvió para entregar los diplomas del programa denominado Experto en Gestión Medioambiental del Sector Industrial', que recayeron en Javier García (Aspa), Margarita Álvarez (Arcelor), Gerardo Sánchez (Serunion) y Naomí Ordiales (Zitrón).

Durante la entrega, el presidente de la Cámara, Félix Baragaño, quiso llamar la atención sobre «la actual legislación sobre salud laboral, que establece límites mucho más elevados para los trabajadores que para las poblaciones que viven en el entorno de las propias plantas productivas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos