«Elevar a veinte las horas lectivas hace mucho daño a la enseñanza pública»

Alberto Muñoz. / JOSÉ SIMAL
Alberto Muñoz. / JOSÉ SIMAL

«El profesorado está agobiado, ya que el aumento implica atender a treinta alumnos más», advierte el presidente del Consejo Escolar

E. RODRÍGUEZ GIJÓN.

Es una de las peticiones que le ha hecho el Consejo Escolar a Genaro Alonso en su informe anual: hacer todo lo posible por la derogación del real decreto que elevó las horas lectivas del profesorado de Secundaria de 18 a 20 por la racionalización del gasto público. Esta misma semana, la Junta de Personal Docente no Universitario lo ha vuelto a reclamar, así como que el horario de Infantil y Primaria se quede en 23 horas, y los profesores de instituto han salido a la calle.

En una entrevista a 'La Lupa' de Canal 10, el presidente del Consejo Escolar de Asturias, Alberto Muñoz, señaló que ese aumento de 18 a 20 horas «ha hecho mucho daño a la enseñanza, especialmente a la pública». «Creo que el profesorado tiene mucho trabajo y está agobiado, y eso solo se percibe cuando se ejerce. Dos horas supone atender un grupo más, treinta alumnos más, preparar una clase más, corregir los ejercicios que hacen esos treinta estudiantes más... Se sienten presionados, porque lo que quieren es que sus alumnos aprendan y progresen. Para ellos, la mayor frustración es no conseguirlo», señaló. Antes de 2012, eran 18 lectivas, 13 para tutorías y otras tareas y 7,5 en casa para preparar clases y corregir exámenes.

El informe anual -que recoge los buenos índices de Asturias en educación, como el alto porcentaje de alumnos que se titulan, el nivel de competencias en PISA y el compromiso inversor de la Administración, con 6.622 euros por alumno, el mayor de España tras Navarra y País Vasco- revela que el Principado tiene el menor porcentaje de alumnos en edad de escolarización obligatoria por la caída de la natalidad. En la zona rural se mantienen abiertos colegios con cuatro alumnos. «Por algunos sitios pasan más profesores que alumnos por las especialidades docentes ». Preguntado sobre si en algunos casos no sería mejor que esos niños se desplazaran a la villa más cercana, el presidente del Consejo Escolar afirmó que «habría que estudiar los casos y factores como las infraestructuras viarias, pero creo que sí deberíamos hacerlo».

Y lo argumentó: «No solo es que haya pocos niños. Es que uno tiene cuatro años, otro seis, otro ocho. Si quieren jugar al fútbol, por poner un ejemplo, no hay ni para medio equipo. En edades tempranas la socialización es fundamental. Los maestros hacen maravillas, pero hay algo que va más allá de sus capacidades y es ese efecto socializador. Por esta razón y no solo por razones económicas, creo que habría que racionalizar la red de centros ahora que han mejorado las carreteras. Es bueno que los niños se relacionen con otros de su edad». Ahora bien, reconoció que «es difícil tomar esas decisiones por la presión política de los ayuntamientos, que no quieren perder servicios, las familias y los sindicatos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos