«El 'Elogio' no se puede iluminar»

El 'Elogio del Horizonte' no contará con iluminación propia. / E. C.

Arrieta alude al rechazo de la familia de Chillida, que también se opone a cualquier trabajo de conservación sobre la escultura

IVÁN VILLAR GIJÓN.

El concejal de Mantenimiento y Obras, Manuel Arrieta, rechazó ayer en el Pleno el ruego presentado por el PP para elaborar y ejecutar antes de fin de año «un proyecto de iluminación monumental del 'Elogio del Horizonte' y de la zona del Cerro en la que se ubica».

El motivo que esgrimió el edil de Foro fue el rechazo de la familia de Eduardo Chillida, manifestado a través de su hijo Luis, a cualquier intervención que pueda contravenir los deseos del artista sobre cómo se debía mostrar la obra. Del mismo modo, recordó que los herederos del escultor donostiarra también se oponen a cualquier trabajo de conservación del hormigón con el que se construyó la pieza, muy dañado por el paso del tiempo.

Arrieta explicó que hace cuatro años el Ayuntamiento ya se puso en contacto con Luis Chillida para conocer su opinión sobre la posibilidad de iluminar el 'Elogio'. «Nos comunicó que en principio no existía ninguna objeción a que se redactara un proyecto, siempre y cuando se respetase la voluntad de su padre de no hacer una iluminación efectista y antes de su ejecución la empresa se pusiera en contacto con la familia para que le diera su visto bueno». Entonces se acordó con los herederos que enviaran un arquitecto para evaluar el proyecto y su conclusión fue que «la iluminación podría contravenir los deseos del artista».

«No se pueden confundir los deseos de los familiares con lo que se puede hacer», dice el PP

Con motivo del ruego del PP, el Ayuntamiento volvió a contactar estos días con la familia, «que reiteró su rotunda oposición, ya que la voluntad del artista era que la iluminación de la escultura sea la propia que le aporte la ciudad». Se obtuvo la misma respuesta en relación a la propuesta para acometer trabajos de mantenimiento sobre el hormigón, del que se están desprendiendo trozos. «Insistieron en el deseo de Chillida de que la obra vaya envejeciendo», explicó Arrieta. El concejal añadió que se ha pedido al hijo del escultor que les dé traslado por escrito «de lo que nos ha manifestado verbalmente» y en su momento se verá «en qué términos lo hace y si hay alguna apostilla» que deje una ventana abierta a las actuaciones planteadas. «Lo que no vamos a hacer es ir en contra de la familia del artista».

El concejal Pablo González, del PP, indicó que «diga lo que diga la familia, no se pueden confundir los deseos con lo que uno puede o no puede hacer». A este respecto, recordó que «lo único que vale» es el convenio firmado en su momento con Chillida para la instalación de la pieza en el Cerro, en el que se indica que «la integridad de la obra habrá de ser respetada, evitando su transformación o mutilación», pero «no se dice nada de la luz». Si bien admitió que cualquier proyecto de iluminación debe consultarse con los herederos del artista, «una cosa es que opinen o asesoren sobre cómo debería hacerse y otra muy distinta que puedan vetar». En cuanto al estado del hormigón, González destacó que en el convenio el Ayuntamiento se comprometía a «mantener en perfecto estado» la obra y su entorno. «El artista podrá querer que envejezca sola, pero tenemos la obligación de conservarla y mantenerla».

Fotos

Vídeos