Emocionada despedida a 'Chano' Castañón en Gijón

Emocionada despedida a 'Chano' Castañón en Gijón
PALOMA UCHA

Familia y amigos del popular hostelero y pescador comparten dolor en un emotivo intercambio de abrazos en la capilla ardiente

E.C.Gijón.

Aún aturdida por lo inesperado del golpe y desbordada por las muestras de cariño, la familia de Luciano Castañón Loché, ‘Chano’, soportó una avalancha de abrazos sólidos y emocionadas condolencias durante las poco menos de tres horas que estuvo abierta la capilla ardiente en el tanatorio. Las circunstancias obligaron a concentrar el velatorio en el poco tiempo disponible desde la apertura matinal del equipamiento funerario y el oficio religioso programado para la una de la tarde, pero esa premura no parece haber disminuido en absoluto la afluencia de personas para, por una parte, despedirse de su amigo, y, por otra, expresar solidaridad con los familiares.

«No tengo palabras. Nunca las encontraría», repetía como maquinalmente ante Chema Castañón un hombre que se reconocía a sí mismo incapaz de transmitir el consuelo que deseaba. Pero Chema demostraba comprensión y agradecimiento. «Estamos sorprendidos con el cariño recibido estos días –dijo a ELCOMERCIO–. Sabíamos que Chano era muy querido en Gijón, pero no creíamos que tanto».

A pocos días aún del fatal accidente, los familiares del popular hostelero y pescador apenas han asimilado lo ocurrido y, desde luego, están lejos de superarlo, pero «tenemos que salir adelante», comentaba Chema. Mercedes, la viuda, no se sintió con fuerzas para estar presente en el tanatorio, aunque sí acudiría luego al funeral.

En la iglesia parroquial de San Antonio de Padua, anexa a la calle que tiene el nombre del padre de Chano, el oficiante indicó que una muerte inesperada aumenta el dolor que provoca. Renunció a hablar específicamente de Chano, «para no repetir lo ya publicado», pero destacó que «la iglesia está llena y eso significa que hay muchos que lo quería, que no deja de ser motivo de orgullo».

Gijón, con la buena gente

Dos concejales y un exconcejal de Gijón estuvieron ayer entre las personas que dieron su pésame a la familia Castañón. Fernando Couto, del equipo de Gobierno de Foro, acudió al tanatorio «por amistad personal con Ángel y para transmitir el respeto del Ayuntamiento». Se encontró con la avalancha de cariño que esta información intenta describir y salió emocionado, «pero no sorprendido, porque Gijón se vuelca siempre con la gente buena».

También transmitió condolencia el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, amigo de Chema Castañón, y el exconcejal del Partido Popular Pedro Muñiz.

Tanto en el tanatorio como a las puertas del templo de Los Campos se produjeron colas de gente para firmar en las hojas de pésame.

En cuanto a la causa del accidente, los familiares de Chano aún no tienen el resultado de la autopsia, pero todo apunta a que cayó de bruces en las peñas y recibió un fuerte golpe en la cara que lo dejó a merced de las olas. La duda aún no aclarada es si esa caída se produjo por un desvanecimiento o por un mal paso.

Aquilino Menéndez, pescador presidente de Volver al Pedreru, manifestó ayer el pesar del colectivo al que representa por la muerte de Chano e indicó que es raro que un hombre tan experto haya sufrido un traspiés sin causa previa. «Pero son cosas de las que ninguno estamos libre», concluyó.

Fotos

Vídeos