Camareros y personal de limpieza, los puestos con más contrataciones en Gijón

La de camarero es la profesión que más puestos de trabajo genera en la ciudad.
La de camarero es la profesión que más puestos de trabajo genera en la ciudad. / P. CITOULA

El trabajo de vendedor en tienda es el más demandado entre los inscritos en el Servicio Público de Empleo

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

El puesto de camarero sigue siendo, de largo, el que más contratos genera en la ciudad, según recoge la última actualización del observatorio sobre ocupaciones que elabora cada año la Agencia Local de Promoción Económica y Empleo. El informe, que utiliza datos de 2016, señala que a lo largo de ese ejercicio se cerraron en Gijón 17.750 contrataciones para estas tareas, cifra que representa el 17% de las 102.913 altas laborales formalizadas en el concejo. El dato no equivale necesariamente al de personas que accedieron a esos empleos, pues un mismo trabajador pudo firmar varios contratos de carácter temporal a lo largo de ese periodo. En 2015, se habían formalizado 14.926 contratos de camarero, por lo que el incremento en un año fue del 18,9%. También ha aumentado la distancia con respecto a la segunda ocupación con más contratos, que vuelve a ser la de personal de limpieza de oficinas, hoteles y similares. En 2016 constan 7.611 contrataciones para estas labores, frente a las 8.266 del ejercicio anterior. Equivale a un descenso del 7,9%.

El tercer trabajo con más altas es el de peón de las industrias manufactureras, con 6.791 contratos, seguido del de vendedor en tiendas y almacenes, con 5.322. Ambos ocupaban esas mismas posiciones en el anterior informe del observatorio de la agencia de empleo. Sí ha subido en la tabla el puesto de ayudante de cocina, que ya es el quinto que más contratos genera, con 3.131, un 11,7% más que en 2015, cuando ocupaba la séptima posición. El grupo de las diez ocupaciones con más contrataciones lo completan las de auxiliar de enfermería hospitalaria (3.051), cuidador de niños en guarderías y centros educativos (2.715), trabajador de la fabricación de herramientas, mecánico-ajustador, modelista o matricero (2.313), monitor de actividades recreativas y de entretenimiento (1.999) y soldador u oxicortador (1.956).

Por sexos, aunque la de camarero coincide como la profesión con más contrataciones tanto entre hombres como entre mujeres -9.346 y 8.404, respectivamente-, el resto de posiciones de cabeza varían notablemente. Entre los varones, las que sumaron más contratos en 2016 fueron las de peón de industrias manufactureras (6.050), trabajador de la fabricación de herramientas, mecánico-ajustador, modelista, matricero y afines (2.301), soldador (1.949) y ajustador de máquinas y herramientas (1.631). Entre las mujeres, las de limpiadora en oficinas, hoteles y establecimientos similares (6.100), vendedora en tiendas o almacenes (4.363), auxiliar de enfermería hospitalaria (2.593) y cuidadora de niños en guarderías y centros educativos (2.432).

Sesgo de género

Para ilustrar los sesgos de género que se dan entre las diferentes ocupaciones basta con mirar tres de los cuatro puestos con más contrataciones -salvo el de camarero, que es de los más paritarios-. Tanto entre el personal de limpieza como entre los vendedores, un 81% de las altas correspondieron a mujeres. Y en el caso de los peones de industrias manufactureras hubo un 89% de varones. No hay que bajar mucho para encontrar diferencias aún mayores, con un 94% de contratos para mujeres entre los 1.197 correspondientes a empleados domésticos y un 99,8% de varones entre las 964 altas para trabajar de albañil -todas, menos dos de mujeres-.

Los trabajos a los que más se accede no coinciden con los que más buscan los demandantes de empleo. Entre los parados el puesto más demandado es el de vendedor, con 36.269 solicitantes. Le siguen los de personal de limpieza, con 23.102, y empleado administrativo sin atención al público, con 21.264. En lo que respecta a la relación entre demanda y oferta, para cuidar niños en domicilios hubo 181 solicitudes (en total 1.448) por cada contrato formalizado (8), mientras que para trabajar como administrativo con atención al público el número de contratos suscritos (1.058) fue veinte veces superior al de parados que lo habían marcado como opción en su ficha del Servicio Público de Empleo (53).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos