La empresa defiende a su chófer tras la queja del padre de un menor

EMTUSA ha consultado al conductor cuya conducta fue puesta en tela de juicio por el padre de un menor el pasado lunes. La compañía apoya la versión del chófer, quien sostiene que su propósito no fue impedir a un niño de diez años viajar en autobús, «sino evitarle problemas en el regreso al quedarse en custodia con su tarjeta ciudadana averiada, como refleja el protocolo de actuación para estas situaciones. En este caso, añade, « los problemas se acrecentarían sin tarjeta y sin dinero, motivo por el cual instó al menor a regresar a su casa a por dinero para pagar el billete ordinario». Remarca que él trató de buscar «el mayor beneficio» para el niño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos