EMTUSA cancelará el contrato en vigor para la recarga de tarjetas

M. MORO GIJÓN.

El consejo de EMTUSA acordará hoy la anulación del contrato con la firma Prepay para la comercialización (venta y recarga) de las tarjetas de transporte. La gerencia considera acreditado que la sociedad mercantil lleva meses incumpliendo su oferta sobre los puntos de recarga mínimos que se comprometía a implantar (178), un número que resultó determinante para la adjudicación. Los responsables de EMTUSA destacan que la propia Prepay reconoció este incumplimiento en correos electrónicos enviados al gerente Juan José Piniella el 24 de noviembre y 20 de diciembre de 2017, con el listado actualizado a esas fechas de terminales operativas. Todo ello, se remarca, «pese a haberse otorgado plazo adecuado y suficiente para su cumplimiento de conformidad con el principio de buena fe contractual».

El acuerdo de rescisión que se llevará hoy al consejo de EMTUSA precisa que Prepay incurre en causa de resolución contractual de conformidad con una cláusula del pliego administrativo que rige este contrato, que entró en vigor el pasado 1 de junio, por no acreditar el cumplimiento de su oferta como elemento determinante de la adjudicación.

Además, ante la naturaleza esencial del servicio, se acuerda la continuación del contratista en la prestación del servicio en tanto no se formalice un nuevo contrato tras la licitación que se convoque al efecto. Como penalización, decide asimismo la incautación del 50% del importe de garantía y anuncia el inicio de actuaciones para determinar si existen daños y perjuicios adicionales.

En el Pleno del 1 de agosto de 2017, la oposición sacó adelante una moción del PSOE sobre este tema. Foro votó en contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos