EMTUSA permitirá el uso de 'scooters' en los autobuses tras probar su seguridad

Lucía Martínez, en una parada de autobús de Nuevo Roces.
Lucía Martínez, en una parada de autobús de Nuevo Roces. / D. MORA

El jefe de Tráfico de la empresa se reunió con Lucía Martínez, la joven discapacitada que presentó una queja al no dejarle subir su vehículo

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Ya está solucionado. Lucía Martínez, la joven discapacitada gijonesa que la semana pasada había presentado una queja ante EMTUSA al no permitirle los conductores acceder a los autobuses con su vehículo para personas de movilidad reducida, tipo 'scooter', lo podrá hacer sin problemas a partir de ahora. Y lo mismo ocurrirá con todos los usuarios que se encuentren en su misma situación.

El propio jefe de Tráfico de EMTUSA, César Huerta, se reunió ayer con esta usuaria para abordar el problema que sacó a la luz EL COMERCIO el pasado jueves. Es más, se realizaron diversas pruebas de seguridad con un autobús fuera de servicio, en las que también participó Carmen Hernández, otra usuaria discapacitada pero que en este caso utiliza una silla de ruedas manejada con joystick en lugar de manillar, como es el caso del 'scooter'.

Huerta pudo comprobar que los anclajes de ambas sillas funcionaban a la perfección y realizaron el trayecto en un autobús con barra separatoria, que garantizó la seguridad de las usuarias. Lucía Martínez explicó que el representante de EMTUSA «se muestra muy sensible hacia el colectivo de personas que necesitamos sillas de ruedas». Además, apuntó que le dio su palabra de que «todo este tema se va a solucionar y podré utilizar todo tipo de autobuses», cosa que además le garantizará por escrito.

El caso de Nuevo Roces

Lucía Martínez quiso agradecer «profundamente» a César Huerta que se haya puesto en contacto ella y acudiera personalmente para solventar este tema. Ahora parece que solo resta que la empresa presente a los conductores un protocolo claro de actuación para casos como éste, con el fin de que no recaiga sobre ellos la responsabilidad de cualquier percance.

Este problema es especialmente grave en Nuevo Roces, donde se han construido la mayoría de los pisos adaptados de los últimos años y el autobús es prácticamente la única opción que tienen las personas discapacitadas para acceder al centro de la ciudad. Si no, su mundo se quedaría reducid,a falta de otras soluciones, a su barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos