Emulsa deja de retirar bolsas a mano cuando el camión no llega a los contenedores

Recogida de basura en Cimavilla. /  RUBEN DEL ARCO
Recogida de basura en Cimavilla. / RUBEN DEL ARCO

Pone fin a esa práctica tras un informe sobre los riesgos que corrían los trabajadores en las calles en obras, estrechas o con coches mal aparcados

I. VILLAR GIJÓN.

Desde hace dos semanas una instrucción interna prohíbe a los trabajadores de Emulsa realizar el «aligerado de contenedores». O sea, la retirada a mano de parte de su contenido, a la que se recurría cuando los camiones no podían vaciarlos de forma mecánica por circunstancias sobrevenidas como que la calle estuviera cerrada al tráfico por obras o que hubiera andamios, vehículos mal aparcados que no pudieran ser retirados por la grúa u otros obstáculos. Recogiendo algunas de las bolsas depositadas en su interior, se evitaba que se produjeran desbordamientos hasta que las condiciones cambiaran y el camión pudiera realizar en otro momento el vaciado completo. Aunque esta práctica, según la empresa, era algo «excepcional», el Servicio Mancomunado de Prevención y Salud Laboral del Ayuntamiento advirtió de que representaba un riesgo perfectamente «evitable» para los trabajadores, por lo que instó en un informe a dejar de realizarla.

Fuentes sindicales aseguran que, en su origen, efectivamente se recurría a este aligerado de contenedores de forma ocasional para retirar las bolsas superiores cuando el camión no podía llegar a los contenedores y permitir así al menos cerrar la tapa. Sin embargo, añaden, «poco a poco la empresa fue estirando la cuerda» hasta el punto de que «cuando no tenía vehículos, ponía a gente en una furgoneta e iban metiéndose dentro de los contenedores y sacando las bolsas hasta vaciarlos por completo». Destacan la situación de calles estrechas como la de La Paz, en Ceares, donde es habitual que la presencia de coches correctamente estacionados impida el paso de los camiones de recogida, por lo que se recurre al aligerado manual. «No pueden considerarse situaciones excepcionales las que duran años», señalan.

La medida adoptada no impide recoger por ejemplo bolsas que se hayan depositado fuera del contenedor. Y para evitar que algunos contenedores puedan verse desbordados por esta restricción, los representantes sindicales señalan que Emulsa «tiene múltiples opciones», como precintar los situados en calles en obras, desplazarlos a lugares donde sí se pueda hacer la recogida con normalidad y, en el caso de las vías sin anchura suficiente, recurrir a camiones más pequeños modificando a su vez el modelo de contenedor utilizado.

Encarga un estudio externo sobre la viabilidad de hacer la tarea de forma segura

Segunda opinión

Aunque la empresa argumenta que para esta práctica se seguían medidas de prevención como usar guantes 'anticorte' o recoger solo «aquellos residuos de los cuales se tenga una visión directa del punto de agarre y puedan retirarse con una mano de forma fácil y segura», los sindicatos señalan que hay múltiples riesgos más, entre ellos los químicos. Emulsa ha iniciado los trámites para contratar un informe externo sobre la viabilidad de realizar esta tarea de forma segura y definir sus riesgos asociados. Fuentes sindicales advierten de que el encargo de informes que tengan como objetivo oponerse a los criterios del servicio municipal de prevención de riesgos podría suponer un fraude de ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos