Emulsa diseña una campaña para reducir los residuos en los festejos

Las tres playas urbanas del municipio renuevan la certificación ISO 13009, el estándar internacional de calidad para los arenales

P. LAMADRID GIJÓN.

Cincuenta y siete toneladas de basura recogieron los operarios de la Empresa Municipal de Servicios de Medioambiente Urbano (Emulsa) tras las festivas noches de San Juan y los Fuegos. La resaca de la folixa resultó especialmente perjudicial tras la primera de ellas, cuando los empleados municipales tuvieron que retirar cuarenta toneladas, treinta de ellas en la playa de Poniente. Ante la elevada cantidad de residuos acumulados tras estas citas destacadas en el calendario veraniego, Emulsa ha decidido intensificar los esfuerzos para intentar reducir estos desperdicios.

Para ello, es fundamental la colaboración ciudadana. Así las cosas, la empresa estudia emprender nuevas «acciones de concienciación» de cara al próximo periodo estival. Una de las posibilidades que barajan los responsables de Emulsa es acometer campañas similares a las que Ecovidrio -entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los envases de vidrio depositados en los contenedores de toda España- realiza en otros puntos del país. Un ejemplo de esto es la actividad que desarrollada en la noche de San Juan en La Coruña.

En los arenales de la ciudad gallega, se instalaron iglúes especialmente decorados para que los ciudadanos depositasen sus envases de vidrio. A cambio, se les entregaba una tarjeta rasca con la que podían conseguir distintos premios. Se trata de una manera atractiva de concienciar a los vecinos de la importancia de participar en el reciclaje. Durante los grandes festejos y eventos que tienen lugar en verano (Semana Negra, Feria Internacional de Muestras, Semana Grande...), Emulsa despliega dispositivos específicos. Además, entre finales de mayo y principios de septiembre, 53 operarios se encargan del Plan Especial de Limpieza de Playas y Zonas Turísticas.

Las algas del Arbeyal

Los siete días de la semana trabajan para que las seis playas de concejo (San Lorenzo, Poniente, El Arbeyal, en la zona urbana, y Estaño, Serín y La Cagonera, en la rural) estén limpias y listas para acoger a los usuarios. En las playas rurales, debido a la dificultad de sus accesos, deben realizar todas las tareas de forma manual. Pero en los arenales urbanos, los operarios cuentan con el apoyo de apoyo de tres camiones, dos tractores con sistema de criba, tres cribadoras manuales, una baldeadora de aceras, dos barredoras automáticas y dos vehículos 4x4 de pequeño tamaño. Precisamente, San Lorenzo, Poniente y El Arbeyal han renovado la certificación en la norma ISO 13009 Playas.

Además de la organización general de la playa, «la norma incluye otros aspectos importantes, como la educación y la información de seguridad, la señalización, el acceso y la zonificación, la supervisión y el rescate, la calidad del agua y las instalaciones», explica un portavoz de Emulsa. Asimismo, este nuevo estándar internacional de calidad «ayuda a garantizar que las actividades de ocio de la zona se lleven a cabo dentro de un marco de responsabilidad social y proporciona orientación sobre la seguridad e higiene para los visitantes».

Respecto a las protestas vecinales por la acumulación de algas en El Arbeyal, la empresa municipal quiere dejar claro que «no se trata de residuos». El hecho de que el agua tenga un escaso movimiento en esa playa y que contenga «numerosos nutrientes», unido a que recibe una alta incidencia de los rayos solares, causa la proliferación de algas. «Solo podemos limpiar en la zona intermareal cuando la marea está baja y no es horario de utilización de la playa», apunta dicho portavoz.

Más

Fotos

Vídeos