La PAH se encierra en una sucursal bancaria de El Coto para evitar un desahucio

La PAH se encierra en una sucursal bancaria de El Coto para evitar un desahucio
Los miembros de la PAH, a la entrada de la sucursal. / AURELIO FLÓREZ

La concentración, disuelta antes de la intervención policial, pedía más facilidades para dos jubilados que avalaron la hipoteca de su hijo

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Arropado por más de una veintena de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Nazario Martínez tomó ayer la decisión de encerrarse en la sucursal de Liberbank en la calle Feijoo, en El Coto, para tratar de detener un proceso en el que se ha visto envuelto por avalar la hipoteca de su hijo. La decisión, tomada en consenso junto a su esposa Loli, puede acabar echándoles de su hogar en caso de que no lleguen a un acuerdo con la entidad bancaria. Algo que, a día de hoy, parece complicado.

«Avalé a mi hijo y como él no pudo pagar a causa de la crisis el banco se queda con las dos casas. Yo he accedido a pagar 50.000 euros de la deuda y ellos me dan dos opciones: asumir el pago de 96.000 euros o entregar las dos viviendas y vivir en la que ya tenemos pagada con un alquiler social. Yo ya tendría a dónde ir y no quiero un alquiler suyo», explicó ayer Martínez.

La concentración empezó en horario matinal y se disolvió antes de las 14.30 horas, momento en el que la sucursal echaba el cierre. Pese a que la intención de los miembros de la PAH era la de «aguantar todo lo que hiciese falta» en la entidad bancaria, Nazario pidió aplazar la movilización hasta nuevo aviso para meditar sus próximas acciones. La Policía, por tanto, no llegó a intervenir. La plataforma no descarta repetir más acciones en caso de que el caso siga sin resolverse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos