Ensayo antiterrorista en Gijón

«Hay que estar más coordinados para dar respuestas rápidas», sostiene el director del Congreso de Atención al Paciente Crítico

GLORIA POMARADAGijón

Conocer el papel del otro para salvar vidas. Bajo esta sencilla y práctica premisa se reúnen hasta mañana 200 profesionales sanitarios, bomberos, militares y rescatadores en el II Congreso de Atención al Paciente Crítico. El simposio, el primero que acoge Gijón, mira de frente a la amenaza de los ataques terroristas y a la necesaria cooperación entre equipos para minimizar los daños al máximo. «Debido a la gravedad y a la forma de actuar de los terroristas necesitamos estar más coordinados, son muchos cúmulos de patologías graves y tenemos que juntar conocimientos», explica José María Arévalo, presidente de la Sociedad Española de Atención al Paciente Crítico.

Aunque en España, «afortuna o desgraciadamente, este tipo de atentados no pillan de sorpresa», los expertos «están haciendo muchos simulacros de incidentes de múltiples víctimas». «Se trata de dar la respuesta más rápida posible porque nos podemos encontrar con un escenario de 30 ó 40 pacientes graves, cuanto más trabajemos en equipo mejor podremos atender a los pacientes», insiste Arévalo. En el congreso participa también personal militar, con amplia trayectoria en la intervención sanitaria en escenarios terroristas. «La sanidad militar tiene experiencia, medios y profesionales que tienen respuesta ante este nuevo entorno de amenaza», apunta el teniente coronel Luis Orbañanos, de la Escuela Militar de Sanidad. «Los valores que representamos son objeto de amenaza, los atentados terroristas en España son prueba de ello. Se necesita una respuesta organizada y rápida».

Esa respuesta en unidad se ejemplificó ayer en un simulacro en el Centro de Seguridad Marítima Jovellanos en el que participaron bomberos, sanitarios y el equipo de rescate del Helimer. «El paciente grave puede salir en cualquier contexto, en alta mar, en montaña o en accidente de tráfico. La idea es que el primer interviniente con el paciente pueda dar los primeros auxilios básicos», señala Arévalo. En la extensión de conocimientos sanitarios básicos a la sociedad civil incidió también el gerente del Servicio de Salud del Principado, José Ramón Riera. «Los primeros veinte minutos son de oro, por eso la importancia de la formación desde muy pequeños».

«La sanidad militar tiene experiencia y medios», destaca el teniente coronel Luis Orbañanos

El edil Jesús Martínez Salvador recordó, por su parte, «la fortuna para Gijón de contar el Centro Marítimo Jovellanos y la base del Helimer, con más de 500 vidas salvadas en 22 años». Y también hubo un espacio para rendir homenaje a la memoria de quien fuera relaciones públicas de la Feria. «Elías García nos ayudó a poner en marcha las primeras jornadas que celebramos en 2015, sin él no estaríamos aquí», destacó Arévalo.

Fotos

Vídeos