Los especialistas, a la caza del mejor puesto

El comandante Luis Díaz-Bedia, durante la charla de ayer.
El comandante Luis Díaz-Bedia, durante la charla de ayer. / J. PAÑEDA

La organización del Festival Aéreo recibe «centenares» de preguntas de los denominados 'spotters'

S. G. A. GIJÓN.

El Festival Aéreo de Gijón está en plena cuenta atrás y sus seguidores ultiman ya desde dónde ver mejor a las aeronaves que surcarán el cielo durante el domingo, 23 de julio. Entre ellos, de una manera especial, los denominados 'spotters', es decir, aquellas personas apasionadas de la aviación y la aeronáutica. Aficionados de una forma especial por los aviones, aerolíneas y hasta aeropuertos. Y, además, aficionados a la fotografía. Seguidores de este tipo de espectáculos que se han dirigido ya a la organización de este Festival Aéreo para saber qué hacer para no perder detalle de este espectáculo.

Así, los organizadores explican que son «centenares» las preguntas que han recibido de estos 'spotters' y ante este interés exponen una serie de pasos a seguir para disfrutar de las pasadas de los aviones de la manera más intensa. En ese sentido, detalla que habrá una zona acotada para los 'spotters' entre las escaleras 11 y 12 de la playa de San Lorenzo. Y que es necesario contar con una acreditación previa en la web del festival. El jueves es el último día para poder acreditarse. Será personal del área de Protocolo de Gijón el que se encargue de verificar la acreditación para esta zona, a la que podrán acceder menores siempre que vayan acompañados de adultos. Esta área permanecerá abierta desde las 10.30 horas hasta las tres de la tarde, aproximadamente.

El festival comenzará a las 12 horas. En esta duodécima edición tomarán parte numerosos tipos de aeronaves, entre ellas, el Extra 200, un avión nunca visto en el Festival Aéreo de Gijón, aunque su piloto es un viejo conocido, Jorge Macías, uno de los mejores pilotos acrobáticos de Europa.

Salvamento Marítimo participará también con el CASA CN 235-300 que se sumará a demostración de rescate del Aw-139 Helimer Cantábrico. El 235, con base en Santiago de Compostela, solo tomó parte en la demostración aérea en una ocasión, en 2014, y volverá este 2017 para sumarse a una de las parrillas más amplias de los doce años de vida del festival, en el que no faltará la 'Patrulla Águila'. El avión más antiguo de la parrilla, y el único biplano, será el BÜCKER BÜ 131, un clásico de 1935 que ya había recalado en la ciudad en 2015.

Charla sobre historia naval

De momento, siguen celebrándose actividades complementarias a este Festival Aéreo. Ayer fue el turno del comandante naval Luis Díaz-Bedia, de la División Logística del Estado Mayor de la Armada, quien impartió una charla sobre la historia de la aviación naval en el Centro de Cultura Antiguo Instituto.

Fotos

Vídeos