Las «esperadas rebajas para salvar» la campaña de invierno comienzan con lleno en las tiendas

El temporal benefició a grandes superficies como El Corte Inglés, donde hubo clientes toda la jornada./DANIEL MORA
El temporal benefició a grandes superficies como El Corte Inglés, donde hubo clientes toda la jornada. / DANIEL MORA

Los comerciantes locales critican que promociones, como el 'Black Friday', «retrasan» el repunte de ventas hasta el final de las fiestas navideñas

LAURA CASTRO GIJÓN.

«Necesarias». Así definieron los comerciantes el periodo de rebajas invernal que comenzó ayer con lleno en Gijón. Aunque desde hace cinco años la ley permite a las tiendas adelantar sus descuentos para que coincidan con el inicio de las fiestas navideñas, y muchas así lo hicieron, son las grandes cadenas las que marcan el verdadero pistoletazo de salida. Un momento muy esperado por los comerciantes para tratar de que repunten las ventas, que esta campaña se retrasaron a causa de la tardía llegada del invierno.

«Van a ser unas grandes rebajas porque el frío y la lluvia se demoraron y todavía queda mucha ropa invernal disponible que incluso podría venderse a precio ordinario», señaló Carmen Moreno, secretaria general de la Unión de Comerciantes Autónomos del Principado.

Comparten su previsión en Uncode, tienda multimarca a cuyo frente está el empresario Óscar Ramos Peón, que abrió el pasado noviembre en el antiguo local de Blanco en la plaza del Seis de Agosto. «A juzgar por el buen ambiente que hemos visto estos últimos días de fiestas, esperamos tener por delante un prometedor periodo de rebajas», auguró el encargado de este comercio.

Aunque comparte este optimismo, Marián Prieto, empleada de Petit Bombón, en la calle Los Moros, señaló que el tirón de las ventas en invierno cada vez llega más tarde. «La gente se demoró en animarse estas navidades hasta los últimos días de diciembre. Otras campañas, empezamos a notar el primer repunte antes de Nochebuena», explicó Prieto. La causa, según esta empleada, «son las campañas que hacen las grandes superficies, como la del 'Black Friday', pues muchos clientes aprovechan esos descuentos puntuales y hasta las rebajas no vuelven a comprar», aseguró.

Más información

Un comienzo pasado por agua

A pesar del mal tiempo que acompañó a la primera jornada de rebajas, los gijoneses llenaron las tiendas. No hubo grandes avalanchas, pero la asistencia de clientes fue constante e incluso se formaron las tradicionales colas para pagar. Muchos optaron por madrugar para ser de los primeros en liquidar las compras. Y, también, corregir los errores en los regalos de los Reyes Magos.

Nerea Suárez García, de 22 años, confesó haber puesto el despertador para «gastar pronto el dinero que dejaron los Reyes y evitar que se agoten las mejores ofertas». Además, el trabajo le impide ir de tiendas entre semana por lo que «sí o sí, tenía que aprovechar para comprar algunos caprichos a los que ya les había echado el ojo con antelación». Igual de previsora fue su tocaya Nerea Pantiga, de 20 años, quien aprovechó el primer día de ofertas para hacerse con una cámara de fotos que había consultado previamente por internet. «Los descuentos en este tipo de productos y en tecnología se notan muchísimo. Por lo general, son caros y las rebajas son una buena oportunidad para comprarlos», comentó la gijonesa, quien añadió que le gusta más comprar por internet «porque hay descuentos siempre, sin importar las fechas».

Una idea que compartía Omar Martín, quien acudió a los comercios de Corrida para cambiar algunos regalos de Reyes. «No me gusta ir de tiendas, prefiero hacer las compras por internet. Evitas las colas, vas a tiro fijo y ni te mojas ni pasas frío», planteó este joven de 27 años. Con esta misma filosofía emprendía el camino rumbo a El Corte Inglés Sonia Pantiga, quien tras acompañar a su hija por las tiendas del centro optó por cerrar el resto de compras atechada. «Con este temporal no apetece pasear por la calle. En los centros comerciales lo tienes todo y no pasas frío», confesó esta gijonesa. Esta preferencia se nota especialmente en los comercios de proximidad. «El mal tiempo nos perjudica mucho y desvía a los clientes hacia las grandes superficies», reconoció Iván Velasco, copropietario de Umit, en la calle Fernández Vallín.

Recomendaciones de compra

La Unión de Consumidores, por su parte, advirtió de que durante el periodo de rebajas se dan casos de «engaño y fraude». Así lo dijo su presidente, Dacio Alonso, quien señaló que este modelo «solo beneficia a las grandes cadenas».

En este sentido, Carmen Moreno, aconsejó a los consumidores que «se aseguren de que no les den productos de mala calidad por tener descuentos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos